Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena establece una nueva tasa sobre la telefonía fija

El Ayuntamiento de Madrid prevé ingresar 18 millones de empresas de telefonía en 2018

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, con la regidora de Barcelona, Ada Colau.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, con la regidora de Barcelona, Ada Colau.

El Ayuntamiento de Madrid establecerá una nueva tasa a las empresas de telefonía y telecomunicaciones para que no solo paguen tributos municipales las titulares de las redes, sino también las distribuidoras. El Consistorio, dirigido por Manuela Carmena, espera ingresar 18 millones de euros en 2018 con el pago de esa tasa de utilización de aprovechamientos especiales constituidos en el suelo, subsuelo y vuelo de vía pública por parte de explotadoras de servicios de suministros, de telefonía móvil y fija.

Con el cambio de la normativa, según ha detallado este lunes el delegado de Economía y Hacienda, se pretende homogeneizar la tasa de móviles "respetando al máximo" los parámetros establecidos por el Supremo, además de responder a la "obligación" del Ayuntamiento de establecer las tasas por la utilización de la vía pública para la instalación de telefonía fija.

El año pasado el Tribunal Supremo dio la razón al Ayuntamiento de Madrid en el cobro de una tasa a los operadores de telefonía móvil por la utilización del dominio público local, por lo que las compañías tendrán que abonar a la institución 33,7 millones de euros por tributos pendientes de pago. Esta nueva tasa, que tendrá que ser aprobada de forma definitiva en el Pleno de la próxima semana.

El PP y Ciudadanos han criticado la medida durante la comisión municipal de Economía y Hacienda porque creen que las empresas acabarán repercutiendo estas tasas sobre los ciudadanos. El concejal Miguel Ángel Redondo, de Ciudadanos, ha considerado que la aplicación de las reglas de telefonía móvil para la fija supone una "incertidumbre". El concejal del PP, Íñigo Henríquez de Luna, se ha mostrado en contra de crear un nuevo gravamen. "Estamos en contra de que se incremente la recaudación. Este tipo de subidas las acaban pagando los usuarios finales", se ha quejado.

El grupo socialista, socio de investidura del gobierno de Ahora Madrid, que orbita en torno a Podemos, ha mostrado su apoyo al equipo de Carmena. El delegado de Economía y Hacienda ha reprochado al PP y C's que les dé "un poquito de rubor" cobrar impuestos a los "poderosos". "Si le estamos cobrando a un bar por aprovechamiento del suelo en una terraza, ¿por qué no se va a hacer lo mismo en una empresa de telecomunicaciones?", se ha preguntado.