Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secesionismo recela del abrazo del PSOE a la plurinacionalidad

Las entidades federalistas subrayan la importancia del acuerdo de los socialistas

la nueva ejecutiva del PSOE, en su primera reunión, este lunes
la nueva ejecutiva del PSOE, en su primera reunión, este lunes

El abrazo del PSOE al concepto de “plurinacionalidad” de España y a la definición de “nación de naciones” ha sido recibido este lunes con desdén por los partidos independentistas catalanes y con entusiasmo por las entidades federalistas, defensoras de la reforma constitucional.

Así, el presidente de Esquerra Republicana (ERC), Oriol Junqueras, expresó su “escepticismo” por el acuerdo. “El PSOE no ha destacado nunca por su respeto a la realidad plurinacional”, dijo. Su recelo, añadió, deriva de la “experiencia histórica” por la actuación de los socialistas con esa cuestión.

Durante una conferencia organizada en la Cámara de Comercio de Barcelona, Junqueras recurrió de nuevo a las citas bíblicas. “Por sus obras los conoceremos, tal como dice el Evangelio”, señaló el vicepresidente de la Generalitat para referirse a la necesidad de valorar al PSOE “por sus hechos”. “No podemos valorar las intenciones”, dijo.

Miquel Iceta: “El mundo no empieza ahora”

Miquel Iceta, líder de los socialistas catalanes, hizo ayer un “balance muy positivo” del 39º congreso del PSOE por la coincidencia con los postulados del PSC. “Comparto mucho la orientación política aprobada y que se ratificara al líder que votaron los militantes”, dijo a EL PAÍS. Iceta recordó, con su pragmatismo habitual, que “el PSC siempre sale contento de los congresos del PSOE”; y añadió, en referencia al concepto de “plurinacionalidad” de España y a la posibilidad de reconocer a Cataluña como nación: “Es lo más adecuado para los tiempos que vivimos y los retos que tenemos”.

Con todo, Iceta añadió que “el mundo no empieza ahora”, en referencia a que el PSC “siempre se ha entendido con el PSOE”, aun cuando han tenido “planteamientos distintos”. Una evidencia de la sintonía entre ambos partidos será la reunión que celebrarán en Barcelona antes de vacaciones las respectivas ejecutivas, un gesto insólito en el socialismo español.

Del mismo modo, el coordinador de los diputados y senadores del PDeCAT en las Cortes, Jordi Xuclà, saludó el acuerdo impulsado por Pedro Sánchez, pero matizó que, si España es una nación de naciones, “es evidente que las naciones también tienen derecho a la autodeterminación”. El diputado reclamó al PSOE que lleve “hasta las últimas consecuencias” su defensa del Estado plurinacional y recordó que mañana se vota en el Congreso una moción que reclama el diálogo entre la Generalitat y el Gobierno central para permitir la celebración de un referéndum de independencia el próximo 1 de octubre.

Por el contrario, Joan Botella, presidente de Federalistes d’Esquerres, declaró a EL PAÍS: “El acuerdo del PSOE es un paso adelante. No sé si sincero y por razones tácticas, pero eso no importa demasiado”. Botella, que es también decano de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Barcelona, apostilló: “El PSOE ha sido un partido tradicionalmente centralista y parece que ahora tiene la voluntad de querer entender el lío que hay en Cataluña”.

Mario Romeo, presidente de la asociación Tercera Vía, calificó de “histórico” el pronunciamiento del PSOE. “Coincide con lo que defendemos desde nuestra entidad, porque España no es uniformista sino diversa, y Cataluña es una nación”.

Roger Montañola, exdiputado de Unió en el Parlament y dirigente de Lliures, un partido liberal de reciente creación en Cataluña, dijo que el acuerdo socialista es “una buena noticia, pero insuficiente”. En su opinión, ha de reconocerse también la situación fiscal injusta que sufre Cataluña.