Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Vallbona gana el Sant Joan con ‘La casa de la frontera’

El escritor novela las memorias de una familia de la Cerdanya, testigo de la historia de Cataluña desde 1989

El escritor Rafael Vallbona este lunes en Barcelona.
El escritor Rafael Vallbona este lunes en Barcelona.

El azar ha querido que una avería de su bicicleta en la Cerdanya le haya valido el 37º premio BBV Sant Joan de Literatura. El escritor Rafael Vallbona (Barcelona, 1960), se ha alzado este lunes con uno de los premios más tentadores de la literatura catalana, convocado por la Fundació Antigues Caixes Catalanes y dotado con 35.000 euros libres de impuestos e independientes de los derechos de autor. Lo ha hecho con la novela coral y de no ficción La casa de la frontera, un libro que recoge la historia de la familia Grau, una estirpe que habita desde hace más de un siglo el pueblo fronterizo de Puigcerdà. “Cuando llevé a reparar mi bicicleta a una tienda deportiva me percaté de que en el pasado ese negocio también había sido un hostal y una tienda de comestibles regentada por una familia testigo de dos guerras mundiales, el exilio republicano y el boom turístico de la comarca”, ha detallado Vallbona.

El escritor se sirve de este linaje para narrar la transformación de la Cerdanya (y de toda Cataluña) desde finales del siglo XIX hasta el XXI. Vallbona documenta cinco generaciones de una familia repleta de personajes que vivieron y participaron en los acontecimientos históricos más importantes desde 1989, año en el que se inauguró el negocio. Entre ellos, destaca un miembro de la junta del Ateneu, un fugitivo de la comuna de Puigcerdà o el avi Ricard, quien aprendió a preparar la sopa purrusalda “gracias a los vascos" (miembros exiliados del gobierno autonómico durante la Guerra Civil que acogió en el hostal). “Todo lo que se narra es desde la perspectiva de los miembros del clan. La única ficción es la realidad reconstruida desde hechos verídicos”, ha explicado el escritor.

El también periodista utiliza saltos temporales para diseccionar la historia de la familia y la voz en primera persona para desentrañar la nostalgia y los sentimientos de sus miembros. Como punto de partida se sirve de las memorias de Carme, uno de los personajes del libro, quien el día de su jubilación, mientras apaga por última vez las neveras y las luces de su tienda, repasa la vida de su familia y la historia de la casa fronteriza. Hoy, la antigua tienda y hostal es una tienda deportiva de esquí y bicicletas. Un reflejo del cambio de modelo económico de la comarca que cristalizó con la perforación del túnel del Cadí en 1984, “el elemento más transformador del territorio en su historia”, según el escritor.

El autor ha explicado que siente especial devoción por los pueblos fronterizos, “habitados por gente que no sabe a dónde va ni de dónde viene y que buscan nuevas esperanzas o deambulan”. Con este premio, Vallbona recoge el testigo de Carme Riera, ganadora en la pasada edición y miembro del jurado este año. “El Sant Joan es de por sí un gran premio. Pero este año, con Riera como jurado, asciende a categoría mayor”, ha añadido el también autor de una cincuentena de novelas, poemarios y libros de viaje, entre los que destacan La comuna de Puigcerdà o La balada de JK.

“He pretendido condensar un relato amplio en el tiempo”, ha dicho Vallbona en referencia a la extensión de La casa de la frontera, de alrededor 350 páginas y que Edicions 62 publicará este año. La del 2017 es la 37º edición de este premio, durante las cuales se han presentado 1.788 libros a concurso desde 1981. La obra de Vallbona ha sido declarada ganadora por mayoría entre las 47 obras candidatas este año, 13 más que en la pasada edición.