Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llamadas contra la ansiedad

La Complutense abre un 'call center' de atención psicológica inmediata a sus alumnos

Nuevo call center de atención psicológica de la Complutense.
Nuevo call center de atención psicológica de la Complutense.

Se calcula que el 20% de los universitarios españoles sufren ansiedad. Lo que, si se extrapola, supone que 16.000 alumnos de la Complutense (UCM), el campus presencial más grande de España, sufren esta sintomatología. Hay miles de preocupaciones psicosociales, de ansiedad, psicóticos, alimentarios, de sueño, de personalidad...”, enumera Cristina Larroy, directora de la Clínica Complutense de Psicología. Por eso su rectorado se ha propuesto afrontar de raíz los trastornos mentales y del comportamiento de una población del tamaño de Rivas-Vaciamadrid y esta semana ha empezado a funcionar un programa innovador, el PsiCall. El servicio (teléfono 91 394 52 00), que ha tardado 15 meses en ponerse en marcha, ofrece una asistencia psicológica inmediata por teléfono.

"Por estadística, deben existir incidentes que tengan su origen en problemas psicológicos, aunque ahora mismo están larvados o invisibilizados”, reconoce su rector, Carlos Andradas, que pretende “fomentar la salud integral, no sólo física sino también psicológica" con el programa (psicallucm.es y en Twitter @psicall_ucm).

La intención no es actuar de diván de los jóvenes sino, tras escucharlos, derivarlos a un psicólogo, un abogado, un asistente social o incluso la policía en casos de violencia de género o familiar. Además, los operadores se preocupan de hacer un seguimiento del paciente tras la llamada.

Las clases ya han terminado, pero en época de exámenes la angustia crece y el asesoramiento psicológico se antoja muy útil. Pero el PsiCall, financiado por la Comunidad de Madrid, apenas se conoce y el teléfono apenas suena. La avalancha se espera en septiembre, cuando los colegios mayores vuelvan a llenarse -25.000 alumnos de la UCM son de fuera de Madrid- y los nuevos alumnos se sientan solos y en ocasiones víctimas de novatadas vejatorias. “Muchas veces es la primera vez que salen de su casa. Una ciudad nueva que no conocen, sin su familia, sus amigos… Es un gran cambio”, cuenta Francisco Estupiñá, responsable de PsiCall.

Los trastornos mentales arrastran un estigma social y, para muchos, ir al psicólogo o al psiquiatra es sinónimo de estar loco. Por eso los profesionales de esta centralita confían en convertirse en un escalón intermedio que no intimide a los jóvenes. “Este es un servicio inmediato y anónimo que no obliga a nada. Llamas y te atienden. Mientras que ir al psicólogo exige elegir uno, pedir cita, dar el nombre, ir…”, explica Nuria Salgado, una de los seis supervisores del call center encargados de tutelar las llamadas.

El fin de semana el servicio es ininterrumpido

Al puesto remunerado de supervisor se presentaron 90 psicólogos con un posgrado en atención clínica. De ellos dependen 16 operadores graduados en Psicología que irán rotando –la mayoría cursando másteres en la UCM-, que recibirán un título propio de expertos en atención telefónica inmediata en reconocimiento a la formación teórica que reciben y su labor. Las llamadas son grabadas y los fiscalizadores reconducen la conversación si se requiere mediante un sistema de chat. En los casos más complejos, los seniors intervienen directamente.

Los doctorandos, que muchas veces trabajan aislados y con la presión de terminar la tesis a tiempo, son los más propensos a sufrir crisis de ansiedad. El horario del PsiCall es muy amplio - de lunes a jueves de 7.30 a 23.30 y servicio ininterrumpido desde el viernes a las  7.30 hasta el domingo a las 23.30- , se adaptará a la demanda y se concentra en el fin de semana cuando los alumnos, sin clase, se sienten más aislados e incomprendidos. PsiCall quiere estar entonces allí para echarles la primera mano.

 

Más información