Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un profesor de pádel por abusar de menores de edad en Villalba

El sospechoso almacenaba además fotografías y vídeos sexuales grabados en su domicilio

Un agente investiga un caso de pornografía infantil.
Un agente investiga un caso de pornografía infantil.

La Guardia Civil ha detenido a un joven de 22 años en Collado Villalba por abusos sexuales y pornografía infantil. Los investigadores han identificado a 14 víctimas, 11 de ellas, menores de edad. El hombre era profesor de pádel en un club, donde aprovechaba para contactar a niños y jóvenes. Tras registrar sus dispositivos informáticos, los agentes encontraron gran cantidad de archivos de contenido sexual, casi todo grabado en su domicilio, según ha informado este jueves la Guardia Civil de Madrid.

La mayoría de víctimas del profesor residía en su misma urbanización. El hombre mantenía contacto con ellas a través de aplicaciones de teléfono, redes sociales o en el club de pádel en el que trabajaba. La investigación inició en febrero pasado por una madre que denunció que sus dos hijos podrían haber sido víctimas de abusos y pornografía.

Los agentes constataron la veracidad de los hechos narrados por la mujer y realizaron un registro en el domicilio del sospechoso, donde encontraron casi dos terabytes de archivos que contenían principalmente fotografías y vídeos con escenas explícitas sexuales y fotografías íntimas de hombres y mujeres. Ante la cantidad de archivos que disponía de diferentes personas, la Guardia Civil llegó a la conclusión de que podían existir más víctimas, por lo que continuó investigando hasta localizar a 14 personas, la mayoría de ellas, menores de edad.

El pederasta ofrecía a los menores dinero y estupefacientes, e incluso llegó a enviarles fotos de chicas de su entorno desnudas, a cambio de que ellos también le proporcionaran imágenes de carácter sexual. La investigación apunta a que el joven cometía estos delitos desde 2014.

Se le imputan siete delitos de pornografía infantil, ocho de corrupción de menores, tres de exhibición de menores, dos de abuso sexual a un menor de 16 años, un delito de coacciones, dos de descubrimiento y revelación de secretos. El joven, identificado como A. R. V., español de 22 años, ha ingresado en prisión.