Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat activa un aviso por contaminación en Barcelona

El ejecutivo pide que se priorice el transporte público por delante del privado

Contaminación atmosférica en Barcelona.
Contaminación atmosférica en Barcelona.

El departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña ha activado este jueves un aviso preventivo por contaminación atmosférica en 40 municipios de la conurbación barcelonesa. El aviso es la fase previa al decreto de un episodio de contaminación ambiental, y se activa a causa de los niveles elevados de polución, y especialmente a causa de la previsión de que persistan por el potente anticiclón que afecta al territorio.

El anticiclón dificulta la dispersión del dióxido de nitrógeno (NO2) y de las partículas en suspensión de diámetro inferior a 10 micras (PM10), los dos elementos que configuran la contaminación atmosférica. La concentración de partículas también está aumentando a causa de una intrusión de polvo africano.

La Dirección General de Calidad Ambiental y de Cambio Climático valorará periódicamente los niveles atmosféricos para determinar si decreta un episodio de contaminación o si desactiva el aviso preventivo. De momento, el protocolo que se pone en marcha con el aviso comporta informar a los ciudadanos de los niveles de polución, y pedir que se priorice el transporte público por delante del privado. Además, se informará en los paneles luminosos de las carreteras, y la Generalitat ya pide a las actividades industriales y de generación de electricidad que activen los protocolos indicados para este caso.

En Barcelona no se ha decretado todavía ningún episodio de contaminación, y es una incógnita cuáles serán las restricciones de circulación que se llevarán a cabo si se decreta. El Ayuntamiento de Barcelona asegura que está preparado para activar los protocolos y para restringir la circulación de los coches antiguos y más contaminantes a partir del próximo 1 de diciembre. No obstante, existe mucha diversidad entre las normativas y protocolos de las distintas administraciones.