Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IVAM muestra la aportación clave a la fotografía de Robert Frank

El museo exhibe 18 instantáneas, libros y películas del artista estadounidense nacido en Zúrich

Exposición de Robert Frank en el IVAM.
Exposición de Robert Frank en el IVAM. EFE

El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) ha presentado este miércoles una exposición de Robert Frank que revisa la producción de este fotógrafo que plasmó la cultura del consumo, la muerte, el racismo y la alienación.

A través de 18 fotografías de la Colección del IIVAM, libros y películas, como el documental Fire in the East, la muestra, que permanecerá abierta hasta el 15 de octubre, contextualiza la heterogeneidad de su obra, que evoluciona desde los postulados más clásicos hasta la modernidad.

La exposición se articula en torno a las tres líneas de trabajo que desarrolló el artista a lo largo de su carrera, y pone el acento en la gran heterogeneidad que desarrolló en torno a la construcción de la imagen, la autorrepresentación y la representación del otro.

Durante la rueda de prensa, la comisaria de la exposición y conservadora de fotografía del museo, Sandra Moros, se ha detenido en la primera parte de la muestra, en la que se oponen fotografías de los años 50, cuando Frank hacía fotografía clásica con una cámara compacta, frente a las de los años 70, cuando retomó la fotografía con una Polaroid.

Moros ha destacado la procedencia del fotógrafo, de la ciudad de Zúrich, "que es un centro de producción editorial" muy potente. En Estados Unidos, ha señalado la comisaria, Frank quiso ser fotógrafo, pero estuvo vinculado a los libros, algunos de los cuales pueden consultarse en la exposición.

Frank se atrevió con temas que nadie abordaba entonces y que se convertirían en esenciales en las décadas posteriores de la vida norteamericana, como la soledad, el silencio, la cultura del consumo, el racismo, la alienación y el amor.

Otro tema recurrente en la obra del artista fue su preocupación por "la muerte, el paso del tiempo, del camino recorrido en la vida y la recuperación de la memoria", un aspecto que se puede ver en las notas autobiográficas y en una imagen incluida en un libro de la tumba de sus padres en Zúrich.

Moros ha destacado la forma en que Robert Frank representa a la mujer de los años 50 en EE UU, la "típica mujer florero" bien vestida, en oposición a la mujer negra, que en ocasiones es la niñera.

La comisaria también ha resaltado la faceta cineasta de Frank, iniciada cuando "comenzaba a ser reconocido profesionalmente", a través de películas como Keep Busy (1975) y True Story (2004), incluidas en la muestra del IVAM, que "facilitan un análisis más detallado de la decisiva influencia que el cine ejerció en su fotografía y el proceso de interiorización de su trabajo".

El director del IVAM, José Miguel García Cortés, ha destacado de Frank que fue "un fotógrafo indiscutible de mediados del siglo XX, pero a la vez profundamente contemporáneo", y que su obra ha sido "muy importante para toda una generación de hombres y mujeres" que se dedicaron a este género. "Es un artista que constantemente ha ido traspasando los límites de la fotografía y ha cuestionado los límites de lo que se fotografiaba y cómo se fotografiaba", ha dicho Cortés.

Más información