Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El calor dispara los termómetros en el interior de Valencia

El riesgo de incendios forestales es alto y hay municipios del interior que rozan los 34 grados

Dos turistas que visitan Valencia alivian el calor con agua.
Dos turistas que visitan Valencia alivian el calor con agua.

El interior de la Comunidad Valenciana, especialmente la provincia de Valencia, está en alerta amarilla por calor. Los termómetros registran temperaturas por encima de los 30 grados y en municipios como Xátiva el mercurio se ha disparado en las horas centrales del día hasta rozar los 34 grados. El régimen de brisas alivia el sofoco en las áreas litorales.

Las localidades valencianas de Xàtiva, Utiel y Llíria o Novelda, en Alicante, alcanzado los 34 grados; en concreto, a las dos de la tarde,  Xàtiva ha llegado a los 33.9 grados; seguida por Utiel, con 33.8; Llíria, con 33.7; y Novelda, con 33.6.

El Servicio de Emergencias de la Generalitat, a la vista del calor, ha advertido del riesgo -alto en algunas zonas- de incendios forestales, mientras que Aemet ha recordado que hace un año existía en la Comunidad un episodio aún más cálido con temperaturas de hasta 40 grados en Xàtiva, Orihuela y Alzira. Existe la posibilidad de que se produzcan tormentas secas en la mitad norte del interior de la provincia, con presencia de rayos.

La Consejería de Sanidad ha activado, ante las predicciones del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), el nivel alto o naranja ante la previsión de temperaturas que podrían superar los 39º en las comarcas de La Costera y La Ribera Alta, en la provincia de Valencia.

La Dirección  de Salud Pública ha activado una serie de medidas y recomendaciones para evitar los golpes de calor, especialmente entre la población más vulnerable. Así se recomienda evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día, también se aconseja utilizar ropa holgada, ligera y de colores claros y cubrirse la cabeza con una gorra o sombrero. En las casas se aconseja cerrar las persianas y bajar los toldos en las fachadas expuestas al sol.

Es imprescindible el consumo de agua, aunque no se tenga sed, y hay que evitar el alcohol, las bebidas con mucha cafeína o comidas copiosas o calientes.

En la ciudad de Valencia, ha sido habitual ver a los turistas con botellas -incluso garrafas- de agua para soportar las altas temperaturas que, según los indicadores de la calle, han llegado hasta los 34 grados en torno a las cuatro de la tarde. La ola de calor se inició en la Comunidad Valenciana la semana pasada.

Los turistas que recorren Valencia, con garrafas de agua para aliviar las altas temperaturas.
Los turistas que recorren Valencia, con garrafas de agua para aliviar las altas temperaturas.

El domingo pasado se registraron los 36,2ºC en Xàtiva y los 44,1ºC en Utiel. Por el contrario, en las capitales de provincia en Castellón se llegó a los 21,3ºC, en Alicante a los 30.1ºC y en Valencia a los 30ºC. La temperatura media estimada en el promedio de la Comunidad Valenciana entre el 1 y el 12 de junio pasados ha sido 1,3 grados superior al promedio normal en este periodo, ha analizado la Agencia Española de Meteorología.

Los avisos por altas temperaturas se prevé que se amplíen al interior de la provincia de Alicante. El riesgo de incendios se prevé extremo, según el Servicio 112 de la Generalitat.

Fe de errores

ue

Más información