Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat y el Poder Judicial se reunirán por las bases de datos

La juez decana de Barcelona se suma a las críticas a Justicia por invadir competencias de los jueces

El conseller Carles Mundó.
El conseller Carles Mundó.

La Generalitat explicará al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) su propuesta para "evaluar" el funcionamiento de la justicia, que ha soliviantado a los jueces. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha prohibido que ocho funcionarios del Departamento de Justicia realicen visitas a los juzgados y accedan a la base de datos Temis2, donde puede consultarse el estado de las causas de cualquier ciudadano.

La Sala de Gobierno del TSJC concluyó el pasado 30 de mayo, por unanimidad, que que el proyecto es una injerencia en sus funciones y recuerda que la competencia para "inspeccionar" a los jueces corresponde solo al Consejo. Y advierte de que el acceso a las bases de datos que utilizan a diario jueces y fiscales puede colisionar con la protección de datos. La Generalitat, por su parte, sostiene que el plan solo busca hacer más eficiente el trabajo en los juzgados y cree que los jueces han hecho una interpretación errónea del proyecto.

La reunión se celebrará el próximo martes. Tres cargos de Justicia -entre ellos, la secretaria de relaciones con la administración de justicia, Patrícia Gomà- acudirán a Madrid para explicar el proyecto Visión justicia: sistema de evaluación y mejora continua a miembros del Poder Judicial. El TSJC vetó tanto las entrevistas como el acceso a las bases de datos de los jueces a la espera, precisamente, de que el Consejo se pronuncie sobre la idoneidad del programa y sobre si supone una invasión de las competencias reservadas al Consejo.

Por parte del Consejo acudirán a la reunión dos vocales (José María Macías y Gerardo Martínez Tristán), el secretario general, la jefa del Servicio de Inspección y el director del gabinete técnico.

La jueza decana de Barcelona, Mercè Caso, se ha sumado hoy a las críticas de magistrados y fiscales al plan de la Generalitat para evaluar la eficacia de los juzgados. Caso opinó que mejorar los sistemas de trabajo puede ser "una buena idea", pero reprochó al Gobierno catalán que pretenda invadir competencias exclusivas del poder judicial en la inspección de la actividad  de los jueces. "Las inspecciones son una cosa nuestra, aunque el control del personal de los juzgados sea suyo", ha insistido la jueza decana, que ha aprovechado para defender la labor de sus compañeros, que "están trabajando por encima de los módulos" establecidos.

Más información