Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament aprueba el dictamen de la futura Hacienda catalana

La comisión de Economía valida el dictamen de la proposición de ley que desarrollará la denominada "estructura de Estado"

El vicepresidente económico de la Generalitat, Oriol Junqueras, en el Parlament.
El vicepresidente económico de la Generalitat, Oriol Junqueras, en el Parlament.

La comisión de Economía del Parlament ha aprobado esta mañana el dictamen de la proposición de ley del Código Tributario de Cataluña, normativa que amparará la futura Hacienda catalana. De esta forma, la ley que desarrollará una de las "estructuras de Estado" podrá ser aprobada definitivamente en el próximo pleno parlamentario, dentro de dos semanas, siempre y cuando ningún grupo pida dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias. De ser ahí, la tramitación se dilataría un mes.

La mayoría de Junts pel Sí y la CUP ha permitido la aprobación de la propuesta de normativa, que respeta la actualidad vigente para impedir una anulación por parte del Tribunal Constitucional. No obstante, la ley está pensada para ir siendo ampliada en el futuro y, en el caso de una independencia de Cataluña, incorporar nuevos organismos y un sistema fiscal que recaude todos los impuestos en Cataluña.

Lo que hoy se ha aprobado es el dictamen de los tres primeros libros del Código Tributario. En ellos se incluye la Agencia Tributaria de Cataluña, ya existente ya que fue creada por el Tripartito, pero también un Consejo Fiscal y un organismo de investigación sobre fiscalidad, que son las grandes novedades que aporta lo que se puede considerar el embrión de la Hacienda catalana. Ciudadanos y el PP no han presentado enmiendas.

La ley de Código Tributario es una de las tres leyes de desconexión que consideraba el Gobierno de Carles Puigdemont cuando asumió las riendas del Gobierno catalán. Una segunda es la que ha de crear la Agencia de Protección Social y la tercera, y la más trascendente, es la denominada Ley de Transitoriedad Jurídica, una miniconstitución con la que Cataluña proclamaría su independencia y, antes, fijaría la regulación jurídica del referéndum.

Más información