Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a 17 años de cárcel por matar a su novia de un martillazo

El asesino arrojó el cadáver a una alcantarilla y huyó a República Dominicana

Fachada de la Audiencia Provincial de Madrid.
Fachada de la Audiencia Provincial de Madrid.

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 17 años de prisión a un hombre que asesinó de un martillazo a su pareja y luego arrojó el cuerpo a una alcantarilla de Pinto. El crimen ocurrió en enero de 2012, en el domicilio del acusado, donde la pareja pasaba las noches. Un segundo hombre, acusado de encubrimiento por ayudar al asesino a subir el cadáver a un coche, ha sido absuelto.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Audiencia de Madrid considera responsable de un delito de asesinato a Otoniel A.C., quien ya fue declarado culpable por un jurado popular. En cambio, absuelve al segundo de los procesados, Julio B.J., que fue declarado culpable de encubrimiento por el jurado, aunque le aplicó la circunstancia eximente de miedo insuperable.

La resolución considera probado que en septiembre de 2011 el condenado y la mujer comenzaron a pasar las noches juntos en el domicilio del acusado. En la casa había otra habitación, ocupada por Julio B.J. y su pareja. El 25 de enero de 2012 sobre las tres de la madrugada, Otoniel atacó a su novia con un martillo. Sin que ella pudiera defenderse, le propinó un golpe en la parte de atrás del cráneo, que le provocó una fractura y la muerte instantánea.

Entonces, según la sentencia, el acusado fue a despertar a Julio, le contó que había matado a su pareja y le amenazó para que le ayudara a deshacerse del cuerpo. Ambos hombres sacaron el cadáver de la casa y lo subieron al coche. Después de eso, Julio volvió por su novia y huyeron, por miedo a Otoniel. Pasaron días antes de que acudieran a la policía a narrar lo que había ocurrido.

Esa misma noche, el condenado condujo lejos de su casa y tiró a una alcantarilla el cuerpo de la mujer, que fue encontrado un mes después, el 27 de febrero, por unos operarios municipales. Otoniel decidió vender el coche de forma fraudulenta y huyó de España. La policía logró localizar al asesino en República Dominicana, que concedió la extradición en junio de 2015.

La Fiscalía pedía 20 años para Otoniel y uno para Julio por encubrimiento, aunque finalmente solo el asesino ha sido condenado.