Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es Barcelona según las series norteamericanas

La percepción internacional en algunas ficciones dista mucho de la realidad y cultura catalana

Fiesta, sol y playa, una excelente gastronomía y una población hospitalaria. A este cóctel  se le suma la música flamenca, los lunares, los toros, y el fútbol. Esta es la impresión generalizada que tiene el turista sobre la cultura barcelonesa. Tópicos desproporcionados que reflejan las series de ficción norteamericanas, plataformas de presentación que invitan a visitar la ciudad, que entremezclan la música popular española (ni rastro de la rumba catalana) con las rancheras mexicanas. El catalán desaparece frente al acento latinoamericano, pero también hay algunas que representan a la ciudad con una fidelidad aceptable.

Homer Simpson y Eduardo Barcelona en la Sagrada Familia
Homer Simpson y Eduardo Barcelona en la Sagrada Familia

“Antes de que el mundo conociera a Indiana, Indiana conoció al mundo”. Este era el eslogan de Las aventuras del joven Indiana Jones (ABC, 1992 – 1996), una serie ideada y producida por George Lucas. El éxito de la trilogía cinematográfica original fue más que suficiente para trasladar las aventuras de Indiana a la pequeña pantalla. La ficción relata las aventuras de un joven Henry Jones Jr., interpretado en la mayoría de los episodios por Sean Patrick Flannery, que recorre diferentes lugares de todo el globo de principios del siglo XX. Enmarcada en la Primera Guerra Mundial, Indy aterriza en la ciudad neutral de Barcelona de 1917, donde se encuentra con un trío internacional de espías que conspiran contra sus homólogos alemanes. La época aparece fielmente representada en escenarios como el Park Güell, las torres incompletas de la Fachada del Nacimiento de la Sagrada Familia, el Hospital Sant Pau o el Palacio de la Justicia. Pero tal vez el retrato más fiel que se observa en el episodio sea el encuentro que tiene Indiana con un joven Pablo Picasso, que en aquella época trabajaba como decorador de escenarios de los ballets rusos que se representaban en el Teatro del Liceo. No obstante, la mayoría de escenas tiene como telón de fondo la cultura del tablao flamenco, y donde la ‘bailaora Juanita’ hará salivar a más de un espía, que intentará derrocar a los alemanes vestidos de toreros y de guardia civiles, con tricornio incluido, en la desaparecida plaza de toros de las Arenas.

Por otra parte, las montañas que envuelven a Barcelona también han sido escenario, al menos imaginario, en sitcoms estadounidenses como Friends (NBC, 1994 – 2004). En el episodio The One with the Videotape, Joey intenta ayudar a Ross para su próxima cita. Le cuenta cómo conoció a una chica en su etapa como senderista por el sureste de Europa, yendo a parar a la montaña del Tibidabo. La define como un paraje de árboles altísimos y frondosos que conforman una naturaleza apabullante. Además, parece que los guionistas de la serie inspeccionaron bien el lugar, ya que también cita que el encuentro con la chica es en un lago enorme, que podría ser el pantano de Vallvidrera.

La octava temporada de la serie de la CBS
La octava temporada de la serie de la CBS "Cómo conocí a vuestra madre" sitúa Barcelona en el interior de Cataluña.

Sin embargo, los norteamericanos no siempre aciertan con la geografía catalana y por, extensión, la española. En la octava temporada de Cómo conocí a vuestra madre (CBS, 2005 – 2014), Ted Mosbey viaja a una España totalmente distorsionada. El mapa geográfico plasmado en el capítulo sitúa a Barcelona como una ciudad sin costa, a la altura de Vic, Tarragona como "Tarrogona", Valencia es "Valencenia" y Mérida brota en Portugal como "Marida". Pero además de las sevillanas mezcladas con los tangos, Ted llega al Parc Güell y justo por delante de él aparece un grupo de  mariachis y el nombre de “El ganso con la riñonera”. Ante esta dislocación total, los guionistas de la serie recibieron miles de quejas por parte de los espectadores, y para las reposiciones del capítulo y la edición en DVD cambiaron el mapa de España por uno de México.

Pero si hay una serie que ha recorrido casi toda España esa es Alias (ABC, 2001 – 2006). La ficción de espionaje creada por J.J. Abrams presenta a unos personajes pertenecientes a la CIA que luchan contra el crimen organizado internacional, haciendo parada en ciudades como Sevilla, Madrid, Ibiza, o Zaragoza. A pesar de que los inicios de sus capítulos tengan vistas aéreas de la ciudad en cuestión, el resto de localizaciones son recreaciones. En el caso de Barcelona, Sydney Bristow y Michael Vaughn inspeccionan la ciudad desde el puerto, y éste último se refiere a la buena gastronomía mediterránea con un “hay restaurantes fabulosos en Barcelona”.

En este ámbito de criminología e investigación también hay lugar para la policía autonómica de Cataluña. En la séptima temporada de CSI: New York (CBS, 2004 – 2013), un Mosso d'Esquadra se hace cargo del asesinato de un empresario catalán afincado en Manhattan, pero lejos de tener un nombre más bien catalán, el mosso se llama Héctor Vargas y tiene un acento latinoamericano bien marcado. También es curioso que Jo Danville conozca a la policía de Cataluña cuando fue a cubrir los atentados del 11-M en Madrid.

Mariachis en el Park Güell, otra imagen de la serie
Mariachis en el Park Güell, otra imagen de la serie "Cómo conocí a vuestra madre"

La animación también mira a Cataluña

En las 28 temporadas de Los Simpson (FOX, 1989 - ), la serie más longeva de la televisión ha tenido muchas ocasiones para citar diferentes aspectos de la cultura catalana. Salvador Dalí y Joan Miró han sido dos de los artistas mostrados por la serie, y también aparece la ciudad de Barcelona en una de las letras del grupo de Panda a tope, la boyband capitaneada por Bart Simpson. Además, el chef Ferran Adrià o los jugadores del Barça también han sido ‘simpsonizados’ por el creador de la serie Matt Groening. Pero la gran inclusión de Barcelona aparece en el cuarto episodio de la 25ª temporada de la mano de Eduardo Barcelona, un amigo de la infancia que va a visitar a Homer. Este personaje se exhibe como un hombre tremendamente fogoso (ocho mujeres y más de 200 hijos), religioso y con un marcado acento venezolano.

La animación japonesa también ha retratado el turismo que su país realiza por las calles de Barcelona. En Sin Chan (TV Asahi, 1992 - ), la familia Nohara viaja a la capital catalana y su guía Carmen les lleva por las Ramblas, el monumento a Colón, el Park Güell y presenta a la Sagrada Familia como “un monumento muy conocido en Japón”. La gastronomía es otro de los platos fuertes, sobre todo la paella que repite continuamente Sin Chan, siempre acompañada de flamenco, poderío y olés por doquier. El otro caso aparece en Campeones: Oliver y Benji, donde en la última temporada, Oliver ficha por el el FC Barcelona, en la serie ‘FC Cataluña’.

Más información