Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE anuncia que se abstendrá en la moción de censura de la Comunidad de Madrid

Ángel Gabilondo, portavoz del grupo socialista, no intervendrá en el debate

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo (derecha) y el portavoz adjunto, José Manuel Franco.
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo (derecha) y el portavoz adjunto, José Manuel Franco. EFE

El portavoz del grupo parlamentario socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha anunciado hoy que el PSOE se abstendrá en la moción de censura presentada por Podemos y que se discutirá mañana en el pleno. "Se necesitan 65 votos (mayoría absoluta) y en la situación actual, con Ciudadanos apoyando al PP, las posibilidades de que prospere son cero", ha indicado. La bancada parlamentaria madrileña está compuesta por 48 diputados del PP, 37 del PSOE, 27 de Podemos y 17 de Ciudadanos.

Gabilondo no tiene intención de intervenir en el debate, porque no existe "igualdad de condiciones". La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, cuenta con tiempo ilimitado y el resto de los grupos solo disponen de dos turnos: uno de media hora y otro de 15 minutos. Por parte del PSOE hablará el portavoz adjunto, José Manuel Franco. Su discurso se centrará en la censura al Gobierno de Cifuentes porque sigue la inercia de anteriores Ejecutivos y por los casos de corrupción. El portavoz socialista ha recomendado a Cifuentes que adopte la misma postura porque no cerraría el turno de palabra. 

El PSOE ha elegido la abstención y no el voto en contra debido a que está de acuerdo en que se debe censurar al Gobierno de Cristina Cifuentes, pero con "un plan consensuado entre los grupos de la oposición y no con un programa electoral a favor Podemos". "Es un debate para ver si aceptamos o no el programa de un partido. Lo tomas o lo dejas. Pues lo dejo", ha indicado. La opción más razonable habría sido presentar un programa para resolver los problemas más urgentes de la Comunidad de Madrid para los dos años que quedan de legislatura. 

Gabilondo está convencido de que esta es la posición que apoyarían los votantes de su formación política, que quieren un partido "moderado y realista". Ha reprochado a la formación morada su precipitación y la falta de consenso, porque se "podría haber esperado unos meses", de tal forma que la iniciativa hubiera "madurado", ha añadido. En su opinión, si los grupos se hubieran reunido se podrían haber abierto otras alternativas como una moción de confianza o incluso la convocatoria de elecciones anticipadas.  

El portavoz socialista ha advertido de que la moción de censura puede resultar, incluso, contraproducente, de tal forma que Cifuentes salga reforzada, debido a que se puede deducir que no existen otras alternativas más que ella. En cuanto a la actividad de la Asamblea de Madrid, ha advertido que el debate de la corrupción no debe distraer del desarrollo de otras iniciativas parlamentarias, que es lo que hace el PSOE. Ha ironizado que: "con la que está cayendo, ahora viene el soso de Gabilondo a hablar de vivienda o sanidad".

A pesar de las críticas, Gabilondo ha admitido que existen deseos y objetivos que comparten con Podemos. Pero la forma de moción de Podemos es "un aluvión de propuestas, muchas irrealizables".

El portavoz socialista sospecha que el objetivo de Podemos es "poner al PSOE en dificultades, lograr que solo parezca que hay dos opciones, el PP o Podemos". También se ha referido a la lucha entre las diferentes facciones de Podemos de forma velada, indicando que la actual portavoz sustituyó al inicial, José Manuel López, y que se baraja otro candidato para la próxima cita electoral (por Íñigo Errejón).