Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulado en Las Rozas un grupo de intercambio de imágenes y vídeos íntimos de menores

Los cuatro adolescentes, dos de ellos menores de 14 años, residen en la localidad madrileña

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo de mensajería instantánea en Las Rozas en las que se estaban difundiendo vídeos y fotografías de chicas menores de edad de Las Rozas (Madrid) en ropa interior y semidesnudas.

Un guardia civil, investigando sobre pornografía infantil en una imagen de archivo. Ampliar foto
Un guardia civil, investigando sobre pornografía infantil en una imagen de archivo.

Tras acudir a un aviso a un centro educativo y entrevistarse con varias alumnas, una de ellas indicó a los agentes que un vídeo de carácter sexual suyo el cual envió a un amigo a través de una red social se había difundido difundido en un grupo de la aplicación de mensajería integrado por más de 80 menores de la localidad. Esta práctica delincuencial es conocida como sexting.

 A partir de esta información los guardias civiles comenzaron a recabar datos y realizar las pesquisas oportunas. Estos intervinieron tres terminales móviles de tres menores que presuntamente integraban el grupo de mensajería mediante el que estos difundieron los vídeos y fotografías.

Fruto de las investigaciones, los guardias interrogaron a varios adolescentes de la localidad. También estudiaron y analizaron uno de los teléfonos móviles incautados. Eso permitió localizar a varias menores de edad víctimas de la difusión de sus fotografías, identificando a cinco de ellas, denunciando las mismas los hechos. 

Los investigadores identificaron a los autores de los hechos denunciados. Eran cuatro adolescentes, dos de ellos menores de 14 años. El instituto armado ha declinado informar el centro escolar en el que estudiaban para no dañar su imagen y proteger a las víctimas.

La Guardia Civil interrogó a uno de los menores, en calidad de investigado, por un presunto delito de revelación de secretos, siendo citado el otro menor por Fiscalía de Menores de Madrid. Los investigadores siguen con las pesquisas porque han encontrado a más menores en los teléfonos móviles que todavía no han sido identificados.