Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La capital se blinda ante la posible victoria del Real Madrid en la final de la Champions League

Los vehículos de más de 3.500 kilos tienen prohibido circular en los lugares de concentración de público

Juventus - Real Madrid Ampliar foto
Celebración de la 11ª copa de la Champions League en 2016.

El centro de la capital va a estar blindado este fin de semana ante la posible victoria del Real Madrid en la Champions League. La plaza de Cibeles y sus alrededores quedarán cerrados al tráfico y se prohibirá la entrada de vehículos pesados para evitar atentados terroristas como los sufridos en Niza y Berlín. La vigilancia de la policía también incluirá el control de los asistentes a la eventual celebración y a los seguidores que acudan hoy al estadio Santiago Bernabéu. Aquí se han instalado pantallas gigantes para ver el encuentro contra la Juventus.

La capital se blinda ante la posible victoria del Real Madrid en la final de la Champions League

La celebración de la victoria de la Liga el pasado domingo 21 de mayo fue la antesala de las celebraciones que se prevén mañana en el centro. La diferencia con aquella ocasión es que la plantilla del Real Madrid se desplazó en avión desde Málaga y fue a la Cibeles en un autobús descubierto, tras pasar por el estadio Santiago Bernabéu. En caso de que el Madrid se hace con la victoria, la recepción en el Ayuntamiento y en la Comunidad de Madrid se retrasará hasta la tarde del domingo, tras regresar de Cardiff.

Circular por el centro de la capital puede resultar extremadamente complicado este fin de semana debido a las restricciones y los cortes de tráfico. El transporte público y el uso de vías alternativas que alejen a los conductores de la almendra central son las dos opciones para los que tengan que desplazarse. El metro junto con la M-30 y la más alejada M-40 se convierten en los más recomendables.

Los cortes de tráfico se harán hoy desde las cuatro de la tarde hasta las cuatro de la madrugada, dada la previsible afluencia de madridistas a la plaza de Cibeles. Eso sí, de manera paralela el estadio Santiago Bernabéu también vivirá momentos de gran afluencia de público. Metro de Madrid tiene previsto reforzar hasta un 58% el servicio de trenes de las líneas 1 y 10. El aumento llegará al 18% entre las siete y las nueve de la noche y del 58%, a partir de las 23.00. El motivo es la cantidad de aficionados que se espera que acudan al ver el partido en las pantallas gigantes instaladas por el club para ver el encuentro. Este empieza a las 20.45, por lo que la Delegación del Gobierno se recomienda que los aficionados que tengan pensado acudir lo hagan con la suficiente antelación para pasar todos los controles y entrar en hora al interior del estadio.

Más metros nocturnos

En caso de que el Real Madrid gane la final, Metro también dará más servicio (de hasta el 50%) en las líneas 2 y 4 para facilitar que los aficionados puedan acudir a la Cibeles. Sería desde las once de la noche hasta las 01.30, cuando termina el servicio.

Recital de Guns N' Roses

La Delegación del Gobierno ha establecido un control especial en el recital de Guns N' Roses, que se celebra mañana a las 20.00 en el estadio Vicente Calderón y al que se prevén que acudan unos 50.000 incondicionales.

Al igual que en los posibles actos de celebración del Real Madrid, se prohibirá la entrada de vehículos de más de 3.500 kilos. Para ello se colocarán elementos disuasorios en las calles adyacentes que impidan cualquier intromisión en la zona de seguridad. Los agentes desplegados en la zona —entre otros, antidisturbios y caballería— controlarán de manera exhaustiva la entrada en el campo
y los alrededores.

El dispositivo de seguridad será similar al que se establece con un partido del Real Madrid e incluye diversas unidades de la Policía Nacional, como caballería, antidisturbios, guías caninos y helicópteros. También acudirán la Policía Municipal, sanitarios del Samur-Protección Civil y voluntarios de Cruz Roja. Parte de estos efectivos se desplazarán después a la plaza de Cibeles. De nuevo, se recomienda no circular por las calles aledañas y utilizar vías alternativas.

La mayor protección se dará en la Cibeles, donde las limitaciones a la circulación de vehículos de más de 3.500 kilos comenzará a las ocho de la tarde y se prolongará hasta las cuatro de la madrugada del domingo. Afectará a la plaza de Colón, Cibeles, Neptuno, las confluencias de las calles de Alcalá y Gran Vía y de todas las vías adyacentes. Los aficionados que quieran acercarse a la estatua de la diosa deberán pasar un exhaustivo control de acceso. Se impedirá el paso con bebidas alcohólicas, vidrio y objetos peligrosos.

En determinadas calles se instalarán elementos disuasorios, como furgonetas policiales, que impidan la entrada de los vehículos pesados a los lugares de máxima concentración de personas, según informan fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid.

La celebración de la 12ª copa se retrasará hasta la tarde del domingo, si el Real Madrid logra vencer a la Juventus, cuando está previsto que sea recibido por la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena (Ahora Madrid), y la presidenta regional, Cristina Cifuentes. Tras pasar por ambas instituciones, el equipo se trasladaría al estadio Santiago Bernabéu, donde se haría una gran celebración.

El dispositivo de seguridad estará montado de tal forma que la comitiva contará un fuerte despliegue policial que irá abriendo camino ante los miles y miles de aficionados que se esperan. El momento álgido suele ser cuando el Real Madrid entra en la plaza de Cibeles. Este punto es el que más afluencia de personas acoge en todas las celebraciones.

La restricción de la circulación de vehículos pesados estaría vigente en este caso desde las cuatro de la tarde hasta las diez de la noche.

Más información