Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un menor pierde las piernas al ser arrollado por el metro de Madrid

El niño, de 13 años, se subió entre los acoples de dos trenes

Un convoy de Metro de Madrid.

Un niño de 13 años perdió ayer domingo las dos piernas, a la altura de la tibia, tras ser arrollado por un tren de Metro de Madrid en la línea 1. Según las primeras investigaciones, el menor se subió al tren entre dos vagones cuando el convoy ya estaba en marcha.

El accidente se produjo a las ocho de la tarde en la estación de Sierra de Guadalupe en la línea 1, la más antigua del metro y que discurre entre Pinar de Chamartín y ValdecarrosLas grabaciones de las cámaras de seguridad muestran que el tren ya había cerrado las puertas y salía de la estación cuando el menor se subió entre los acoples de intersección de dos trenes —las piezas que unen los distintos convoyes de un tren, según fuentes de Emergencias Madrid y de Metro. El niño cayó unos metros más adelante, ya dentro del túnel. El conductor no se percató de la situación, continuó la marcha y lo arrolló.

A pesar de tener las dos piernas amputadas, el menor, de nacionalidad marroquí, logró reptar para evitar que otro convoy le pasara por encima. Llegó hasta un hueco de ventilación, escalando unos cinco metros hacia la superficie, mientras gritaba pidiendo ayuda. Un viandante lo escuchó, miró por la rejilla del pozo de ventilación, ubicado en la calle de Felipe Álvarez, y llamó a los servicios de emergencia, ha precisado Emergencias Madrid. Los bomberos lo rescataron y varios sanitarios del Samur-Protección Civil atendieron al menor, que estaba consciente, y lo trasladaron en estado grave al hospital de La Paz. Fuentes de este centro hospitalario han confirmado este lunes que el menor continúa ingresado, aunque no tienen el visto bueno de la familia para facilitar un parte de su estado. 

Fuentes policiales han explicado a EL PAÍS que el joven herido estaba jugando y que se había agarrado al lateral de un vagón y que ya lo había hecho en otras ocasiones en las que ya fue detectado por las cámaras de seguridad. Estas fuentes consideran que era habitual este tipo de juegos en el grupo de chavales con el que estaba.

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha explicado este lunes que, según las primeras indagaciones, el joven se habría subido en marcha a los acoples donde se conectan los vagones cuando el tren ya había cerrado las puertas y salía de la estación. Después de unos 30 metros de trayecto, el menor cayó a las vías.

Metro de Madrid ha precisado que se desconocen los motivos por los que el joven se agarró al tren en marcha y ha corroborado que, como es habitual en estos casos, ha abierto un expediente para investigar lo ocurrido. El objetivo del expediente es "verificar que se ha actuado correctamente y si es posible mejorar los protocolos", ha informado Carabante. La Jefatura Superior de Policía ha confirmado que se trató de un accidente cuyas causas investiga el suburbano.

Un vídeo en Twitter

Además de las imágenes de las cámaras de seguridad, sobre las 20.30 del domingo un viajero de Metro subió un vídeo a Twitter alertando de que dos chavales estaban saltando entre los vagones en la estación de Portazgo, de la línea 1 aunque se desconoce si el menor herido era uno de estos chavales. 

Más información