Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda multó a Rosell por no declarar la venta de los derechos de imagen

El expresidente del Barça defiende el origen lícito de los 15 millones que investiga la policía

El furgón que traslada a Rosell a la Audiencia Nacional.
El furgón que traslada a Rosell a la Audiencia Nacional. EFE

Hacienda impuso una multa millonaria al expresidente del Barça, Sandro Rosell, por no declarar los beneficios que obtuvo con la venta de los derechos de imagen televisivos de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) a una empresa catarí. La Agencia Tributaria abrió una inspección contra Rosell sobre los años 2009, 2010 y 2011 que acabó con acuerdo y sanción. Rosell había alegado que podía declarar los ingresos en Andorra porque no los había obtenido en España.

Rosell fue detenido el martes por motivos ajenos a su etapa al frente del club azulgrana. Ayer declaró durante tres horas ante la Guardia Civil y la Policía Nacional, que le acusan de haber blanqueado 15 millones de euros a través de un entramado con sede en Andorra. El expresidente defendió que había ganado el dinero de forma legal por su trabajo como intermediario. “Aquí no ha habido blanqueo porque se trata de dinero obtenido lícitamente”, sostuvo su abogado, Pau Molins, a las puertas de la Comandancia.

Molins señaló la sorpresa de su cliente porque le preguntaran por “operaciones realizadas hace más de seis años” sobre las que ya dio en el pasado explicaciones, “ante Hacienda” y “en otros lugares”, sin especificar más. A ese respecto, fuentes judiciales señalan que ya existe otra causa judicial abierta, por el mismo motivo, en los juzgados de Andorra. La defensa aportó allí un informe de la consultora KMPG que, supuestamente, avala los trabajos de Rosell.

Los investigadores sostienen, por el contrario, que se trata de comisiones ilegales. El dinero, según su tesis, pasó a Suiza y fue blanqueado en Andorra. Rosell lo hizo todo con la ayuda imprescindible del expresidente de la CBF, Ricardo Teixeira, según fuentes policiales.

La segunda operación bajo sospecha es la venta de su empresa Bonus Sport Marketing (BSM) al empresario Shahe Ohannessian, a quien los investigadores consideran -junto a un amigo, Andreu Ramos, y al abogado Joan Besolí- testaferros de Rosell. Todos ellos declaran hoy ante la Audiencia Nacional. La mujer de Rosell, Marta Pineda, también fue detenida y luego puesta en libertad. Molins explicó que Rosell vendió “más por una razón estética que de fondo porque no había ninguna incompatibilidad con la presidencia del Barça” y porque lo había prometido en campaña electoral. La venta se produjo en 2011, pero mantuvo a su mujer como apoderada hasta 2013.