Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más sanitarios y menos directivos en la reforma de la atención primaria

El CatSalut reducirá cargos intermedios del ICS y contratará este año 350 profesionales

Pacientes en la sala de espera del CAP de La Mina
Pacientes en la sala de espera del CAP de La Mina

La atención primaria, puerta de entrada al sistema sanitario, tendrá más médicos y menos directivos. El Departamento de Salud ha echado a andar la gran reforma de la atención primaria, que incluye la contratación de unos 5.300 nuevos profesionales en los próximos años —no ha especificado en cuántos— y adelgazar las estructuras intermedias del Instituto Catalán de la Salud (ICS), la empresa pública que gestiona el 80% de los ambulatorios catalanes. La inversión prevista para reformular el sistema asistencial en atención primaria ascienda a 397 millones de euros. Por lo pronto, el consejero de Salud, Toni Comín, ha anunciado que este año contratarán 350 nuevos profesionales.

El Departamento de Salud lleva meses desvelando retazos de la gran reforma que se avecina en el sector. Por ejemplo, el nuevo modelo de asignación presupuestaria, que tendrá en cuenta las desigualdades socioeconómicas de la población de referencia de los centros de atención primaria (CAP) a la hora de repartir los recursos económicos. También el plan de estabilidad laboral para reducir la precarización de los puestos de trabajo.

Pero el replanteamiento del modelo que ha desarrollado el equipo de Comín va más allá de la cuestión estrictamente presupuestaria. El Departamento quiere crear una red real de atención primaria en la que estén presentes y coordinados todos los actores comunitarios —desde los equipos de salud pública hasta los profesionales de servicios sociales— para dar una asistencia integral. En este sentido, Salud ha repensado los equipos asistenciales y ha creado el concepto de los equipos de cabecera. Esto es, un conjunto de profesionales de referencia para los pacientes. "El paciente tendrá no sólo el médico de referencia, sino también una enfermera, un administrativo y un trabajador social", ha concretado este lunes el consejero. El Departamento ha anunciado que habrá trabajadores sociales en todos los CAP —ahora solo están presentes en el 50% de los ambulatorios—, se contratarán hasta 5.000 médicos y enfermeros adicionales y 300 profesionales de otras disciplinas (de rehabilitación, podólogos, nutricionistas, mediadores culturales, etc.). Lo que no ha aclarado Comín es el calendario para hacer efectivas estas contrataciones.

Salud también ha decidido redefinir el mapa sanitario de atención primaria. El territorio catalán se dividirá en sectores territoriales con no más de 300.000 habitantes de referencia —ahora algunas zonas llegan a tener un millón de pacientes— para facilitar la comunicación entre los equipos sanitarios. El CatSalut tomará las riendas de estos sectores y asumirá las funciones que hasta ahora quedaban desperdigadas en un entramado de cargos y figuras intermedias —sobre todo en el ICS— que terminarán desapareciendo. Un director con un perfil más clínic elegido por el CatSalut tomará el mando de cada sector y será el responsable de distribuir el presupuesto entre los equipos de atención primaria.

De las 50 acciones previstas para remodelar la atención primaria, Comín ha asegurado que ya están en marcha el 25% de ellas. Entre estas medidas se encuentra, por ejemplo, la creación de un programa de formación sabático para estancias formativas o que los profesionales de atención primaria puedan acceder a la agenda de los especialistas y programar pruebas diagnósticas y consultas externas.