Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno valenciano refuerza los centros de menores tras las denuncias de maltrato

La Generalitat aumenta el número de técnicos y educadores y reduce la ratio de plazas

La vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra.
La vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra.

El Gobierno valenciano ha aprobado este viernes un plan de refuerzo de los centros de menores. La medida llega tras la denuncia que la Administración autonómica ha presentado esta semana ante la fiscalía por posibles casos de maltrato en La Resurrección, una casa de acogida ubicada en Segorbe gestionada por las Hermanas Terciarias Capuchinas.

La Generalitat también ha anunciado el traslado de los menores acogidos en otros dos centros de gestión pública de la ciudad de Valencia, el del Carme y el de Monteolivete, por las malas condiciones de las instalaciones y la falta de personal.

Las novedades expuestas por la vicepresidenta y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, referidas a la licitación de plazas de menores tutelados, incluyen la contratación de 410 nuevos trabajadores, y un aumento de la ratio de empleados por cada menor, que pasa de 1,05 a 1,7.

También se reduce el número máximo de menores por centro, que pasa a ser de 30 como máximo en los de recepción, y de 24 en los de protección. Y se eleva, de un 23% a un 107% el precio por menor que la Generalitat pagará a los centros gestionados por operadores privados.

Oltra ha afirmado que la Generalitat trabaja en la "desinstitucionalización" de los menores que tiene bajo custodia, apostando por otras vías como el acogimiento por familias. La vicepresidenta ha mantenido que en los 20 años de mandato del PP el modelo de institucionalización se convirtió en una "telaraña que atrapaba a los niños y no los soltaba".

Abusos sexuales

El cierre del centro de Monteolivete, ha indicado la vicepresidenta, se decidió a finales del año pasado, tras descubrirse que varios menores habían abusado de varias compañeras internas. Oltra ha repasado todas las reuniones que desde ese momento tuvo su departamento con la fiscalía, la policía, la Delegación del Gobierno, los responsables del centro y otras Administraciones para reubicar a los menores. El entorno social del lugar en el que se ubica el centro, ha afirmado, agravaba los problemas de convivencia en el mismo.

El primer plan, el traslado de los menores desde Monteolivete a un centro en Llíria, no se concretó ante el excesivo plazo que requerían las obras de adaptación de este municipio. La alternativa, llevarlos a un centro del Cabanyal, mientras que los residentes de este eran reubicados en una casa de L'Eliana, resultó inviable por la negativa del alcalde, que había condicionado la recepción a que los vecinos del centro lo aceptaran, cosa que no hicieron. "Dijeron que bajaría el valor de sus pisos", ha indicado Oltra. Finalmente, los menores de Monteolivete van a ser llevados a un centro de Buñol, y los que hay allí serán trasladados a otros o serán acogidos por familias.

La vicepresidenta ha considerado que los centros de menores deberían ser públicos al 100%. La gestión privada, ha considerado, conlleva incentivos negativos, como el hecho de que la salida de un menor del centro por una buena razón, como el irse a vivir con una familia o independizarse, supone para la entidad la pérdida de un cliente.

Pocos centros públicos

En estos momentos, de la red de centros de menores valencianos 10 son públicos, 15 mixtos y 55 privados. La escasez de centros de titularidad pública dificulta la capacidad de reacción ante situaciones críticas, ha proseguido Oltra, que ha señalado que la ley no permite mezclar a menores de centros de recepción con aquellos destinados a centros de protección.

La vicepresidenta, que ha recibido críticas del PP por su gestión del problema, ha señalado que este partido fue informado junto al resto de formaciones con representación parlamentaria en las Cortes Valencianas de los problemas registrados en el centro de Monteolivete. Y ha acusado a los populares de "haber abandonado a los niños" durante sus dos décadas de gobierno.

Más información