Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristina Cifuentes insiste en la teoría de la conspiración

La presidenta respeta a la UCO en su conjunto, pero advierte de que el informe lo lleva a cabo una persona y se pueden cometer errores

Cristina Cifuentes y Manuela Carmena en un acto hoy en la sede del Gobierno regional.
Cristina Cifuentes y Manuela Carmena en un acto hoy en la sede del Gobierno regional.

Yo no señalo a nadie, yo digo que en las casualidades no creo y mucho menos en política. Ahora cada cual que saque sus conclusiones", ha respondido la presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes a preguntas de los periodistas sobre el informe que se conoció el martes de la Guardia Civil, que señala supuestos amaños de contratos cuando fue vicepresidenta de la Asamblea de Madrid.

En sus declaraciones del día anterior, Cifuentes indicó que la información había saltado justo el día en el que Podemos había anunciado la presentación de una moción de censura contra su Gobierno. A este respecto, la portavoz de la formación morada en la región, Lorena Ruiz-Huerta, ha criticado que Cifuentes aproveche “la mínima ocasión” para desprestigiar a Podemos.

Cifuentes ha concretado que "siempre" ha defendido a la Guardia Civil, a la Policía y la labor de la UCO (Unidad Central Operativa de la Guardia Civil). A pesar de la confianza que le merecen, "eso no quita para que en la UCO, que está formada por personas, se puedan hacer las cosas mejor o peor y se puedan cometer errores", ha añadido. En ese contexto, respeta el informe, pero opina que "en él se emiten juicios de valor sin relevancia jurídica". Cifuentes se ha referido, una vez más, a su amplia y limpia trayectoria política. Como ejemplo de su honradez, aseguró carecer de "propiedades, fincas, áticos o acciones".

En cuanto a si las acusaciones podrían provenir de personas de su propio partido, ha comentado que no iba a entrar en esas valoraciones. Cifuentes se ha lamentado de que se aplique el "difama que algo queda", y de lo mismo que el juez "haya considerado que no ha habido ninguna actuación irregular". Finalmente, ha lanzado una advertencia para las mentes malpensantes. “Si alguién piensa que me voy a venir abajo, que voy a tirar la toalla, es todo lo contrario porque soy una persona fuerte".

 

Contra las filtraciones

En el mismo acto, la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, ha señalado que las filtraciones hacen que cualquier informe o denuncia se considere probada y sentenciada. "Los inocentes tenemos que demostrar que no lo somos (culpables), cuando toda la vida ha sido al revés: los que acusan tienen que demostrar la culpabilidad", advirtió.

La oposición no ve tan clara la inocencia de Cifuentes. Ruiz-Huerta ha argumentado que la presidenta fue “juez y parte” debido a que formó parte del comité de expertos que analizó los contenidos de los contratos y de la mesa de contratación. Algo que no permite la ley, ha recordado.

Una tesis que también respalda Ángel Gabilondo, el líder socialista, que, al menos de momento rechaza apoyar la moción de censura. Ha advertido que Ciudadanos no está por la labor, por lo tanto no va a cambiar el Gobierno. Gabilondo ha añadido que: "hay que tener pragmática, inteligencia y prudencia para saber si el objetivo que uno se propone lo va a lograr con lo que se propone".

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea, Ignacio Aguado, por su parte, ha lamentado las críticas de Cifuentes al informe de la Guardia Civil. Aguado  ha asegurado que el acuerdo de investidura sigue en pie, y que se va a mantener. “Es la única herramienta útil para frenar al PP y que no vuelva a las andadas”, ha puntualizado.

Más información