Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont: “Andalucía también compró urnas y el fiscal no se querelló”

El presidente catalán reta "a cualquiera" a demostrar que la consejera Borràs ha vulnerado la legalidad

Oriol Junqueras, Meritxell Borràs y Carles Puigdemont en el Parlament.
Oriol Junqueras, Meritxell Borràs y Carles Puigdemont en el Parlament.

Carles Puigdemont ha realizado este miércoles una cerrada defensa de la consejera de Gobernación, Meritxell Borràs, por iniciar el procedimiento para comprar las urnas para el referéndum y rechazó de plano la querella presentada por la fiscalía. “Nuestra posición es idéntica a la que tuvo el Gobierno de la Junta de Andalucía cuando también decidió comprar unas y no hubo ningún fiscal ni ningún Constitucional que le dijera que estaba yendo fuera de la ley”, aseguró.

Puigdemont realizó la comparación con Andalucía en respuesta a una pregunta de Miquel Iceta, líder del PSC, quien reprochó al Gobierno catalán que haya incumplido su promesa de mantener a las instituciones catalanas en el marco de la legalidad. El dirigente socialista recordó el reciente informe del Consejo de Garantías Estatutarias, en el que negaba que la Generalitat tuviese competencias para convocar un referéndum, y pidió a Puigdemont que no se limitara el papel de la oposición, en alusión al reciente pacto de Junts pel Sí y la CUP para clausurar la comisión de investigación del caso Vidal el primer día.

Puigdemont justificó ese carpetazo sin precedentes en la historia del Parlament y se sumó luego al argumentario que esgrimieron en su día los diputados de Junts pel Sí. “Ahora incluso hay quien piensa que este Parlament debería hacer el trabajo sucio a la fiscalía y para intentar perseguir a aquellos dirigentes que simplemente quieren cumplir su compromiso con los electores”, dijo.

Más adelante Puigdemont se dirigió directamente a Iceta. “¿Me puede decir exactamente qué marco de legalidad ha vulnerado la consejera Borràs para merecer la querella?”, le preguntó el presidente de la Generalitat a Iceta y más adelante le afeó que no hubiera salido en defensa del Gobierno catalán por actuar igual que la Junta de Andalucía, “presidida por su partido”, dijo.

Elogio a Carmena por su “actitud democrática”

Puigdemont también arremetió contra las críticas a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, por permitir la conferencia. “Lo que está pasando es innoble y es injusto”, dijo. El presidente de la Generalitat destacó la “actitud absolutamente democrática” de la edil, quien a pesar de ser contraria a la independencia catalana, ha cedido una sala, en contra de lo que hizo el Senado. Para Puigdemont es un gesto “que debería ser digno de elogio, y yo lo quiero agradecer”.

La querella de la fiscalía acusa a Borràs y al secretario general de su departamento de Francesc Esteve, de los presuntos delitos de prevaricación, desobediencia y malversación de fondos públicos  por iniciar el procedimiento para homologar a las empresas que pueden facilitar urnas a la Generalitat catalana.

Previamente, el líder del PP Xavier García Albiol volvió a hablar del “monotema”, el vocablo que emplea para definir el proceso independentista, y pidió a Puigdemont que aparcase la conferencia que pronunciará el próximo dia 22 en Madrid sobre el referéndum de independencia. Albiol aseguró que en esa charla le acompañará “lo más radical en el aspecto independentista y en el aspecto social también”, en alusión a Esquerra Republicana, la CUP y Podemos”.

Puigdemont respondió que calificar de radicalismo que pueda realizar una conferencia “está muy alejado de lo que el conjunto de la gente demócrata entiende por radicalismo” y recordó que ha invitado al acto a todo el Gobierno del PP.

Más información