Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Museos en cuarto menguante

Mapa con los 80 centros culturales de Barcelona y localidades cercanas que abren este sábado gratis hasta la una de la madrugada

Clicáis los puntos para ver las actividades de la Noche de los Museos.

Los barceloneses viven de espaldas a sus museos; unos centros que atesoran miles y miles de objetos y miles y miles de historias. Así lo demuestran las últimas estadísticas publicadas en las que se asegura que de los más de 11 millones de visitas que recibieron el año pasado, apenas un 15% eran de ciudadanos de Barcelona. Además, el 85% de los barceloneses que entraron a estos centros lo hicieron por primera vez y solo el 34,5% han visitado dos en el último año. Los pocos que van, lo hacen en pareja ya que, según otra estadística reciente, el 36% de los visitantes compran dos entradas de media, en realidad 2,2. El MNAC y Caixaforum son los más visitados por los habitantes de Barcelona, seguidos de Cosmocaixa, el Macba y el Museo Picasso y se va tanto para ver las exposiciones temporales como la colección permanente. La asistencia ha bajado en todos ellos.

A pesar de que no van mucho, los barceloneses valoran positivamente sus museos. Después de las bibliotecas, son los centros con más nota, un 7,8 de media, superando, por poco, la valoración de los conciertos, los centros cívicos, las fiestas populares y los festivales. Las funciones de ópera y la danza son las actividades culturales menos valoradas, tal y como pone en evidencia la última encuesta de cultura publicada por el Institut de Cultura de Barcelona con datos de octubre de 2016.

Pero hay una noche al año en las que las estadísticas se fulminan por completo; en las que estos mismos ciudadanos que les cuesta cruzar el umbral de estos templos de la cultura, salen a la calle hasta la madrugada, no les importa hacen colas e incluso realizan rutas museísticas por toda la ciudad: desde el puerto hasta el Tibidado, del Besós al Llobregat, además de desplazarse hasta localidades cercanas como Badalona, Cornellà, Esplugues, L’Hospitalet de Llobregat, Sant Adrià, Santa Coloma y Sant Joan Despí. El año pasado fueron casi 200.000 personas las que cambiaron cenas, cines y sesión de televisión por el paseo entre piezas de museo, nunca mejor dicho.

La culpable, desde el año 2008, es la Noche de los Museos, una iniciativa del Consejo de Europa que celebran cada año unos 4.000 museos de 40 países y que en Barcelona y alrededores secundan 87 centros abriendo sus puertas gratis hasta la una de la madrugada y programando actividades poéticas, musicales o gastronómicas extras, además de mostrar sus exposiciones temporales y su colección. El músculo que les da personalidad frente a otros centros.

Museo de Ciencias Naturales, Blau, durante la pasada Nit dels Museus.
Museo de Ciencias Naturales, Blau, durante la pasada Nit dels Museus.

Este año, en el que la noche estará presidida por una luna en cuarto menguante, hay nuevos centros que se adhieren a la iniciativa, como el Baluarte del Migdia de la muralla que defendía la ciudad hasta que cayó en 1714; la torre de la Creu de Sant Joan Despí, el Espai bombers o el Espai Fotográfic Centelles, que vuelve a participar. La oferta es amplia y variada, casi inabarcable por la cantidad de propuestas.

Siete rutas

Por eso, los organizadores proponen siete rutas, una más que el año pasado que permitía seguir, como en peregrinación, todas las propuestas: desde Montjuïc hasta L'Hospitalet; por los centros del Eixample a los de Gràcia; del gótico al mar; del Raval al Puerto; por los centros del este de la ciudad y las localidades cercanas como Santa Coloma o Badalona y recorrer los centros de Gracia o Pedralbes y localidades como Esplugues o Cornellà. Como novedad, este año se podrán visitar diez museos que ofrecerán instalaciones, actividades y producciones, desde performances, conciertos, danza, teatro, circo y proyecciones, creadas para la ocasión en las diez fábricas de creación de Barcelona.

En Girona los museos de la ciudad también abren sus puertas durante esta noche, una jornada que coincide con el último fin de semana de la cada vez más visitada Temps de Flors. En Lleida son ocho los centros que se han sumado a esta fiesta, mientras que en Tarragona abren siete centros, siendo obligada la visita del Museo Nacional Arqueològic de Tarragona, ya que cerrará dos años por reformas. La jornada es el broche final al Día Internacional de los Museos que desde este jueves han celebrado los 112 museos y sus extensiones y las 296 colecciones catalanas con jornadas, sobre todo, de puertas abiertas y programando infinidad de actividades.

Propuestas destacadas

Las propuestas son múltiples y variadas, la mayoría destinadas a un público familiar. Pero la jornada puede ser aprovechada para visitar las propuestas que están en cartelera en los museos de la ciudad. Esta es una selección:

Arxiu Fotográfic de Barcelona / Museu Marés. Oleguer Yunyent dio la vuelta al mundo en 1909, realizó fotografías y escribió un libro, un best-seller de entonces. También puede verse su faceta coleccionista con piezas excepcionales, sobre todo medievales.

Caixaforum. El British Museum desembarca en Barcelona con un buen número de piezas para mostrar el explendor de la Edad Media, para acabar con la imagen de una época oscura y guerrera.

Born Centre de Cultura. El Born fue el mercado central de Barcelona. Una exposición recupera, dejando atrás las polémicas, cómo era este excepcional edificio a pleno funcionamiento, lleno de mercaderes, comerciantes y clientes.

Fundació Antoni Tàpies. Oriol Vilanova ha coleccionado miles y miles de postales. Ahora las expone ocupando toda la sede de la fundación del pintor. Todo un espectáculo. La exposición se llama Diumenge, porque es el día en el que el artista sale a mercadillos y rastros a comprar nuevas piezas.

Fundació Joan Miró. El artista y el poeta Paul Éluard crearon durante años un libro de artista único. Éluard escribió los poemas y Miró los ilustró. La exposición temporal permite ver el proceso y los elementos utilizados para dar vida a este objeto de arte.

Pabellón Mies van der Rohe. La posibilidad de ver y recorrer este precioso edificio es siempre bien recibida. Su modernidad, pese a que fue creado en 1929 (lo que vemos es una recreación posterior, pero fidedigna) y su sencillez es lo que lo hacen siempre bello.

Fundación Ramón Pla Armengol. Es uno de los tesoros mejor guardados de Barcelona. Núria Pla destinó los beneficios por comercializar un suero en comprar muebles de alta época que coleccionaba con pasión, resultando uno de los conjuntos más destacados de toda España.

Macba. La exposición de Forensic Architectura requiere tiempo porque lo que nos cuenta no nos dejará indiferente: los gobiernos manipulan la información y nos hacen ver lo que ellos quieren.

Muhba. Los 11 centros de este museo proporcionan lecciones de historia y visitarlos todos es ya una ruta por si sola que permite trasladarnos desde Roma hasta la Barcelona industrial.

Museo Agbar de les Aigues. Cornellà. Uno de los mejores museos de Europa cuenta con una pieza increíble: una maquina de vapor que se pondrá en funcionamiento durante las visitas.

Museo Egipcio. Egipto nos atrapa siempre y poder ver el descubrimiento de la tumba del joven faraón Tutankhamon más.

MNAC. Las obras románicas y góticas bien valen volver al principal museo catalán. También el fascinante arte del siglo XIX. De forma puntual se puede descubrir a un pintor único: Torné Esquius. Naif pero inquietante.

Como la oferta es amplia lo mejor es consultar todos los horarios en: barcelona.cat/lanitdelsmuseus

Más información