Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta de los profesores asociados de la UB por sus condiciones laborales

La aplicación de un decreto de 2012 pone en jaque la renovación de una treintena de docentes

Protesta de los profesores asociados de la UB contra sus condiciones laborales.
Protesta de los profesores asociados de la UB contra sus condiciones laborales.

Más de un centenar de profesores asociados de la Universidad de Barcelona (UB) han marchado este martes por las calles de Barcelona para denunciar sus condiciones laborales. Con una tasa de reposición cero y sin posibilidad de convocar nuevas plazas, las universidades han tirado durante los últimos años de esta figura docente —un profesional en ejercicio de su especialidad, que compagina un puesto de trabajo externo con la docencia a tiempo parcial—. Los profesores asociados de la UB protestan ahora por sus condiciones laborales, contra un salario que no alcanza al de un docente con plaza fija y la falta de "estabilización del personal temporal". Además, la aplicación de un decreto de 2012 ha puesto en jaque para el curso que viene la renovación de una treintena de asociados.

Según un informe del Observatorio del Sistema Universitario (OSU), las universidades catalanas hicieron un “uso inadecuado” de la figura del profesor asociado, un modelo de contratación que subió casi un 30% en la última década (en 2015 eran 7.161). En su caso, un portavoz de la UB reconoce que en el número de asociados se ha duplicado entre 2008 y 2016 (el año pasado eran 2.000). "Con una tasa de reposición de cero, luego del 10, luego del 50 y ahora del 100, aunque la Generalitat nos pide que sea del 50, no se han podido convocar las plazas necesarias y se ha abusado de la figura del profesor asociado", admite este portavoz.

La UB aplicará además el próximo curso un punto del Real Decreto-Ley 14/2012 por el que los profesores asociados con una actividad de investigación menos intensiva, harán más horas de docencia. Esto implicaría, de facto, prescindir de una treintena de docentes asociados. La UB matiza que no se trata de despidos, sino que "no se le renovará el contrato el curso que viene". El sindicato CGT eleva esta cifra a más de 80 docentes.

Al grito de "la UB explota y precariza", los manifestantes han marchado por las calles de Barcelona hasta la secretaría de Universidades para culminar una jornada de huelga cuyo seguimiento fue bastante desigual. Según al UB, en Filosofia, Geografía e Historia se ha suspendido "alguna clase"; en Bellas Artes, tres; en Farmacia, otras dos; y en Filología y Matemáticas se han anulado una veintena de clases a partir de la una de la tarde.

Los concentrados, entre los que se encontraban el concejal Josep Garganté y la diputada Anna Gabriel, ambos de la CUP, también denunciaron que "no haya ninguna voluntad de aumentar el rango salarial del colectivo peor pagado de todas las universidades catalanas y que no haya voluntad de negociar con Universidades el aumento de la partida presupuestaria, en concreto del capítulo 1". Los profesionales han criticado que no se haya discutido con el comité de empresa la aplicación del Real Decreto. "Se trata de profesores que cobran 500 euros al mes por dar 18 créditos, que es el 75% de la docencia de un profesor funcionario, que cobra mucho más. Queremos una regularización de los falsos asociados, que son profesionales que trabajan en precario pero hacen docencia estructural. Pedimos una dignificación salarial y planes de estabilización de estos docentes", ha exigido Gerard Horta, miembro de la plataforma TranformemUB.

La UB, por su parte, ha indicado que la institución "es la primera interesada en que la rueda del profesorado empiece a girar" y comenzar a convocar plazas para reabsorber a los profesores asociados.