Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lunes negro en los ambulatorios catalanes por la caída del sistema informático

Los ordenadores han dejado de funcionar, Telefónica evalúa el alcance de la incidencia y Salud asegura que el servicio se restablece "progresivamente"

Regreso a las citas en papel por los problemas informáticos.
Regreso a las citas en papel por los problemas informáticos.

Los equipos informáticos de los centros de atención primaria y los hospitales gestionados por el Instituto Catalán de la Salud (ICS) han dejado de funcionar este lunes por la mañana. La incidencia técnica, provocada por un corte de luz en el centro corporativo del ICS en Barcelona, según esta organización, ha afectado de forma generalizada los ambulatorios de todo Cataluña, especialmente la programación de visitas y la receta electrónica, según ha confirmado la organización en un comunicado. La nota añade que "la compañía Telefónica está evaluando en estos momentos la afectación sobre los sistemas de comunicación" que, especifican, "en ningún caso se debe a un ciberataque" como el del pasado viernes.

"Ha sido un corte de luz, nuestro equipo de comunicación se ha quemado y los ordenadores no podían acceder a la información ni usar la línea", ha explicado Pol Pérez, coordinador general de las TIC del Departamento de Salud de la Generalitat. La incidencia, que ha tenido lugar a las 8.30 horas y se ha empezado a reestablecer a las 12.30 horas horas, ha afectado "de manera desigual" a los ambulatorios de todo el territorio. "Algunos podían acceder a otro equipo de comunicación y podían funcionar, aunque muy lentos", ha detallado Pérez. El trámite en el que se ha notado más la inoperatividad de los ordenadores ha sido el de la receta electrónica, con la que también han tenido problemas, a primera hora, en los hospitales.

El ICS ha puesto en marcha el plan de contingencia para garantizar la atención a la ciudadanía y asegura que el "servicio se está restableciendo progresivamente". En el CAP Arc de Triomf de Barcelona, por ejemplo, los ordenadores ya vuelven a funcionar con normalidad después de que se hayan reiniciado completamente. "Hemos estado algunas horas sin ordenador, haciendo lo que podíamos: los informes de derivación los hemos hecho a mano, y para tramitar bajas nos guardábamos los datos para hacerlas después", ha explicado un trabajador del centro.

También en el CAP de Sant Andreu, en el CAP Maragall o en el de Drassanes, que además alberga el servicio de radiología, la situación ha vuelto a la normalidad después de unas horas de cierto caos. "No sabíamos que era, sobre todo después de los ciberataques del viernes, pero ahora ya está solucionado", ha aclarado un recepcionista ante un paciente que quería tramitar una baja, a quien minutos antes había tenido que mandar a la sala de espera por la caída de los ordenadores.

Durante el parón informático, el ICS aseguraba que, a pesar de la incidencia, la cobertura del servicio asistencial estaba "garantizada". "Los profesionales de la atención primaria están dando respuesta a las consultas, tanto programadas como urgentes", rezaba el comunicado. La organización ha confirmado también que ha habido una incidencia "en las líneas de comunicación con el Hospital Vall de Hebrón, pero en estos momentos, ya se ha resuelto".

A primera hora de este lunes, especialmente en los Centros de Atención Primaria, los ordenadores han dejado de funcionar. En un primer momento se desconocía el origen de la avería y su alcance a pesar de que el Departamento de Salud sostenía que la incidencia podría no tener nada que ver con el ciberataque mundial con el ramsomware WannaCry.

A media mañana, también Telefónica, que proporciona el servicio de Internet del ICS, ha asegurado que la incidencia se debe de a "un problema eléctrico a los servidores", que no tiene nada que ver con el ciberataque del viernes. El problema eléctrico ha obligado a reiniciar todo el sistema informático del ICS, que hacia la una de la tarde se ha ido restableciendo progresivamente. El Ayuntamiento de Barcelona también ha activado un protocolo para prevenir el virus a escala global que paralizó los ordenadores de miles de empresas el pasado viernes. El consistorio ha bloqueado los correos electrónicos provenientes del exterior en todos los ordenadores.