Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco bomberos de Leganés podrían ser sancionados por respaldar una marcha antitaurina

Antes de abrirles expediente, el Ayuntamiento quiere aclarar si la foto que se hicieron con el cartel de la marcha se realizó en horario laboral

Fotografía en la que cinco bomberos de Leganés muestran su apoyo a la marcha antitaurina.
Fotografía en la que cinco bomberos de Leganés muestran su apoyo a la marcha antitaurina.

Cinco bomberos de Leganés podrían ser sancionados por respaldar la marcha antitaurina celebrada este sábado en Madrid. El castigo nada tiene que ver con su apoyo a la protesta, sino con una foto que los agentes se hicieron el 5 de mayo en el parque municipal exhibiendo unos carteles en apoyo a la manifestación. Antes de tomar una decisión al respecto, el Ayuntamiento quiere aclarar con ellos si realizaron la instantánea en horario laboral, como se han quejado muchos vecinos. De ser así, el Consistorio determinará una sanción.

“Nos quieren coartar nuestra libertad de expresión. Lo que hemos hecho es legal”, explica Charles Rodríguez, bombero en Leganés desde 1999. Rodríguez, que también es delegado sindical, sostiene que ya se habían hecho este tipo de manifestaciones en otras ocasiones. “También nos fotografiamos para pedir el matrimonio homosexual, para apoyar las donaciones o para prohibir la caza con galgos y no pasó nada. Ahora hemos topado con la fiesta nacional”. Rodríguez y otros bomberos se solidarizaron con sus compañeros y el jueves 11 también se fotografiaron con el cartel que anunciaba la marcha. La foto original, explica, se hizo como consecuencia a unas declaraciones de Fran Rivera, que había comparado a los toreros con las acciones “heroicas” que desarrollan bomberos y policías.

Rodríguez manifiesta que la mayoría de sus 76 compañeros son animalistas. Considera que fotografiarse en su puesto de trabajo, uniformado y delante de los camiones que utilizan, no es un delito porque es parte de su código deontológico. “Nosotros nos dedicamos a salvar bienes, personas y animales. Yo mismo me he jugado la vida por salvar una vaca o un gato”. Dice que le han informado a título personal de que sus compañeros serán sancionados. “Es una pantomima, lo hacen para callarnos”, subraya. El bombero de Leganés (uno de los cuatro municipios cuyo servicio es municipal y no pertenece a la Comunidad de Madrid) explica que no hay ningún reglamento que regule a la plantilla y que no sabe qué procedimiento llevará a cabo el Ayuntamiento para castigarles. Si la sanción es grave, precisa, sus compañeros se enfrentarían a penas de hasta seis meses con privación de empleo y sueldo.

Óscar Oliveira, director de Seguridad Ciudadana en Leganés, afirma que, de momento, no se ha abierto ningún expediente, ni siquiera informativo. “Lo que trataremos de dilucidar con ellos es si la foto se hizo en horario de trabajo. Esto ha reportado críticas de parte de la población”. Rodríguez sostiene que son presiones del estamento taurino. Oliveira aclara: “En Leganés hay gente que apoya los toros y gente que no. Lo que les parece mal es que en horario laboral se hagan este tipo de manifestaciones que, otro día, podrían ser de tinte político o ideólogo”. A la espera de si hay sanción o no, Rodríguez y sus compañeros del parque fueron vitoreados el sábado en la Puerta del Sol, donde acabó la marcha antitaurina. Recibieron el calor de los presentes después de que Óscar del Castillo, presidente de Gladiadores por la Paz, les pidiera subir al escenario para mostrarles su apoyo mientras leía un manifiesto.