Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PDeCAT marca distancias con los ‘comunes’ y Esquerra

La formación reclama una Administración austera en colaboración con la iniciativa privada

Carles Puigdemont y Marta Pascal en el acto del PDeCat.
Carles Puigdemont y Marta Pascal en el acto del PDeCat.

El PDeCAT ha decidido seguir la misma senda de Ciudadanos y tratar a su formación como un modelo similar al de En Marche!, el exitoso movimiento que ha llevado a Emmanuel Macron a ganar las elecciones francesas. La victoria del exsocialista francés “nos reafirma en el buen camino que llevamos”, señaló ayer la coordinadora general de la nueva Convergència, Marta Pascal, refundada hace 10 meses y que ayer trató de mostrar su ideario programático con el que prevé acudir a las próximas elecciones, sean del tipo que sean y en la fecha que sea.

El partido seguirá la lógica que Jordi Pujol —quien no fue citado pero sí elogiado su legado— intentó dar a CDC. Ni de izquierdas ni de derechas para situarse como un “partido central” en Cataluña, pero que Pascal no tuvo problemas en calificar también de socioliberal, además de independentista, soberanista y europeísta. La formación parte de una difícil posición en las encuestas, que muestran cómo Esquerra le ha ganado la partida.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su predecesor y actual presidente del PDeCAT, Artur Mas, intentaron ante 1.200 asociados del partido alejarse de sus rivales en el frente independentista y autodeterminista, cuando defendieron “una Administración austera” que evite la “estatalización”. Es decir, toda una llamada a la colaboración pública con la privada.

De la misma forma se alejaron de la CUP al reivindicar que el proyecto del partido es inseparable del europeo, si bien reclamaron cambios. Puigdemont y Mas llamaron a la creación de unas “naciones unidas de Europa”, en las que Cataluña debería tener un papel preponderante.

Más información