Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont rechaza acudir a las Cortes sin un acuerdo sobre el referéndum

El president, que mantiene la conferencia del lunes, pide alcanzar antes un pacto con Rajoy

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

El anuncio de Soraya Sáenz de Santamaría ha cogido este viernes a contrapié al Gobierno catalán, que ha ido perdiendo esperanzas de que se pueda concretar una salida pactada a su plan de referéndum de independencia (y que ha advertido de que, en cualquier caso, el referéndum se hará). Su respuesta a las palabras de la vicepresidenta fue condicionada: no acudirán al Congreso si antes no hay un acuerdo con el Gobierno de Mariano Rajoy sobre la consulta, así que, para ellos, la pelota sigue en el tejado de La Moncloa. “El Govern está dispuesto a negociar el referéndum con el Gobierno. En caso de llegar a un acuerdo, los dos Gobiernos lo someterán a los respectivos Parlamentos [el Congreso y el Parlament]”, ha dicho Carles Puigdemont a su llegada al acto final del Pacto Nacional por el Referéndum.

Puigdemont ha celebrado el “cambio de tono” y, sobre todo, lo que en su opinión es que el Gobierno central “reconozca la posibilidad de un referéndum de autodeterminación”. Fuentes de su entorno señalaron que la Generalitat no quiere acudir al Congreso sin red de seguridad, para no repetir lo que le sucedió al entonces lehendakari Juan José Ibarretxe en 2005, cuando presentó su Propuesta de Estatuto Político de la Comunidad de Euskadi, que acabó siendo barrida en la Cámara baja al quedar en minoría.

Puigdemont, así, mantiene invariable su agenda del lunes: acudirá a Madrid y pronunciará una conferencia favorable al referéndum, la que puede ser la última propuesta de la Generalitat antes de iniciar todos los trámites de la consulta unilateral.

El número dos de la Generalitat, Oriol Junqueras, no sin cierta ironía, ha destacado el hecho de que el Consejo de Ministros dialogara sobre el referéndum y equiparó ese debate a los que se han producido en el Parlament. Demandó por ello que se retiraran las querellas contra la presidenta de la Cámara autónoma, Carme Forcadell, y varios miembros de la Mesa de la Cámara, por haber permitido la discusión y votación de resoluciones independentistas

Puigdemont mantiene su conferencia del próximo lunes que es, de hecho, la alternativa que ha ofrecido la Generalitat a la petición efectuada en marzo, cuando trasladó al presidente del Senado, Pío García Escudero, su voluntad de utilizar una sala de la Cámara Alta para exponer su propuesta de referéndum. La respuesta fue que hiciera esa propuesta en la Comisión General de las Comunidades Autónomas, lo que no gustó en el Gobierno autonómico, que rechazó la propuesta.

Madrid es el punto final del periplo que la Generalitat ha realizado en los últimos meses para hacer su exposición del proceso político catalán, en la que ha destacado una crítica a la negativa del Gobierno de Mariano Rajoy y ha querido ofrecer una imagen de un país, España, anclado en el pasado, incapaz de asumir los retos de los nuevos tiempos.

Más información