Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vicent Sanchis cuestiona la viabilidad del canal Esport 3

"¿Por qué tenemos un canal de deportes donde hacen documentales sobre jirafas?", ha preguntado el director de TVC

Vicent Sanchis, director de Televisió de Catalunya.
Vicent Sanchis, director de Televisió de Catalunya. Europa Press

El nuevo director de Televisió de Catalunya, Vicent Sanchis, ha puesto en entredicho este jueves la viabilidad de tener cuatro canales de televisión con un presupuesto que se ha reducido en 150 millones desde el 2010. En la conferencia Dificultades televisivas, organizada por el Consejo del Audiovisual de Cataluña en el Auditorio de la Pedrera, Sanchis se ha preguntado si es necesario tener "un canal de deportes, por ejemplo, donde encuentras documentales sobre jirafas". El canal deportivo de la televisión pública catalana, que tiene un 1% de cuota de pantalla, programa cada día contenidos que no tienen nada que ver con el deporte, como consecuencia del elevado precio de los derechos de imagen que el canal no puede asumir.

"Si un director abre un canal nuevo es un héroe, mientras que si cierra uno porque es lo que se tiene que hacer, entonces es un traidor; esto no tendría que ser así", ha sentenciado. Esta es una de las contradicciones de la televisión catalana que ha señalado Sanchis en su conferencia ante diputados del parlamento catalán, profesionales de comunicación, estudiantes y ante el presidente del CAC, Roger Loppacher. El director de TVC ha pedido a Loppacher que haga presión al Parlament para ampliar el presupuesto de la televisión catalana, y para hacer más flexibles las leyes que regulan la publicidad a la televisión pública, "que no le permiten ser competitiva". 

En este sentido, Sanchis ha definido las líneas generales de su propuesta como director: "Necesitamos tener los escrúpulos y el rigor de una televisión pública, pero también la agilidad y la maldad de las cadenas privadas". "Nos dicen que el espectador cambia de canal porque hablamos demasiado del proceso independentista, pero no es verdad, el espectador se va porque se aburre", ha espetado, y ha apostado por programas y por contenidos "que entretengan, no que amarguen o entristezcan". No obstante, ha reclamado contenidos de calidad y ha lamentado que "el núcleo duro de la audiencia es un público frívolo, que está contento cuando el programa es superficial y animal".

En esta línea también se ha expresado el presidente del CAC, que considera que el presupuesto se tiene que subir hasta 50 euros por persona y año, y que se tiene que destinar a hacer contenidos de ficción, atractivos para un público joven y también contenidos a la carta, el que ha denominado "un Netflix catalán". Avanzarse a los cambios tecnológicos y a las nuevas maneras de consumir productos audiovisuales es, según Sanchis, un imperativo para hacer que Tv3 sobreviva.

Revolución audiovisual

El canal es líder en Cataluña desde hace siete años, pero el 2016 sólo tuvo un 11,4% de cuota de pantalla, y en los primeros meses del 2017 ya lo superó Telecinco. Además de competir con los canales privados, Tv3 compite, según Sanchis, con toda la oferta audiovisual, que va desde los vídeos de YouTube y otras redes sociales hasta las televisiones de pago. Sanchis ha asegurado que la solución pasa por "abaratar costes" y que, si hace falta, se destinarán "sólo 5.000 euros para un decorado de un programa en lugar de medio millón".

Sanchis también ha explicado que las dificultades de la televisión catalana tienen mucho que ver con la reducción de ingresos de la publicidad. "Nos está pasando como lo que les pasó a los diarios en papel, y no nos podemos hacer trampas a nosotros mismos, no podemos trabajar tal como hacíamos hace cuarenta años", ha dicho, y ha añadido que "en el Estado hay dos grandes empresas, Mediaset y Atresmedia, que captan un 86% de la repartición publicitaria, mientras que tienen el 57% de la cuota de pantalla". 

El director de TVC también ha defendido el canal ante las acusaciones de manipulación informativa y de falta de pluralidad. "En Tv3 cuesta mucho manipular, porque hay un sistema de contrapesos que no lo permite", ha asegurado. Ante los parlamentarios ha pedido que se adopte una posición "de país" y que se dote de recursos la televisión pública "sin partidismos".