Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu pide a Juncker una Europa con más peso para las regiones

El lehendakari defiende ante el presidente de la CE una Europa "más social" y "con alma"

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, recibe en Bruselas al lehendakari Urkullu.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, primer líder autonómico español al que recibe el actual presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ha abogado hoy en ese encuentro por una "Europa más social, con alma y que se construya de abajo a arriba" y donde las regiones tengan más importancia.

"He planteado la conveniencia de una gobernanza multinivel en la que los poderes locales, entendidos como naciones sin Estado o regiones, tengamos nuestro papel, fundamentado en un principio de subsidiariedad y que todo ello redunde en una apuesta por Europa, pero una Europa más social, una Europa con alma", ha declarado Urkullu al término de la reunión.

El lehendakari ha trasladado su visión sobre el futuro de la Unión Europea (UE) "desde una vocación europeísta de siempre del Gobierno Vasco y de Euskadi para con el proceso de construcción europea de abajo a arriba".

En ese sentido, Urkullu se ha referido a los cinco escenarios que la CE planteó recientemente como base para una reflexión sobre el futuro de la Unión.

De esas propuestas, el lehendakari aboga por una "Europa federal como escenario deseado", aunque contempla la "alternativa opcional" con "más Europa para quien así esté dispuesto a trabajar" y "nunca" la opción de una Unión limitada exclusivamente a un mercado único.

"Es posible que de toda esta reflexión surja incluso un nuevo escenario, un sexto, donde cabe la reflexión de que a futuro, sin lugar a dudas, las regiones o las naciones sin Estado van a tener un nivel mucho más importante que el que hasta ahora tienen", ha añadido.

También ha dicho a la prensa que no ha tratado con Juncker "del proceso de paz, pero sí de una sociedad cohesionada", a lo que fuentes del Gobierno Vasco han agregado que es una buena noticia que el terrorismo ya no sea un tema prioritario cuando se habla con representantes políticos de esa comunidad autónoma.

Urkullu, que en su visita a Bruselas también se ha reunido con el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, y con el negociador del Parlamento Europeo (PE) para el "brexit", Guy Verhofstadt, ha abordado también el apoyo del Partido Nacionalista Vasco (PNV) a los Presupuestos Generales del Estado.

"Tanto con el comisario Moscovici como con el presidente, lo que subyacía en la conversación sobre la reactivación económica, sobre lo que es el ámbito de la generación de empleo (...) fue la necesidad de estabilidad institucional" como "consecuencia de unos presupuestos ad hoc para este año 2017 en el conjunto del Estado Español", ha señalado.

También en clave financiera, el lehendakari se ha referido al Cupo vasco como "un sistema de autonomía fiscal en la relación financiera entre el Gobierno Vasco y el español, reconocido como derecho histórico, respetado por la propia Constitución española".

Ha recordado que la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, en el llamado "caso de las Azores", "reconoció el sistema de autonomía fiscal y financiera de la comunidad autónoma del País Vasco en la Unión Europea".

Con esta visita del lehendakari es la primera vez que Juncker, al frente de la CE desde noviembre de 2014, recibe a un presidente autonómico español, aunque el luxemburgués también tiene previsto entrevistarse en Bruselas el próximo mes de junio con el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig.

El pasado enero, el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, visitó Bruselas pero no solicitó una entrevista con Juncker, quien no le había recibido en mayo de 2016, en aquella ocasión aludiendo "problemas de agenda".

Urkullu, que ya fue recibido por el anterior presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, ha evitado hacer una valoración política sobre su entrevista con Juncker en comparación con Puigdemont.

Tanto Juncker como Pierre Moscovici han apuntado en sus reuniones con el lehendakari la importancia para la "estabilidad institucional" que ha tenido el acuerdo con el Gobierno de Mariano Rajoy para apoyar los presupuestos de 2017 a cambio de una revisión del Cupo vasco.