Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid planea un monumento a las víctimas franquistas en la Almudena

El homenaje contará con un recordatorio y una placa con los nombres de los fusilados

El muro en el cementerio de la Almudena de Madrid.
El muro en el cementerio de la Almudena de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid quiere levantar un monumento dedicado a las víctimas del franquismo en el muro del cementerio de la Almudena donde se fusilaba a los republicanos. Desea recordar así a los 2.000 españoles que perdieron la vida durante la represión del régimen entre 1939 y 1945. El homenaje contará con un recordatorio y una placa con los nombres de los fusilados, según el concejal Mauricio Valiente (IU). Se inaugurará en 2018. Pero el Comisionado de la Memoria Histórica tiene dudas, ya que también hubo víctimas franquistas, por lo que deberá ser una decisión directa del gobierno y no irá a pleno.

El cementerio de la Almudena, anteriormente conocido como Camposanto del Este, es el más grande y uno de los más emblemáticos de Madrid. En él están enterrados personajes ilustres de la política, literatura y arte español, pero también personas desconocidas, víctimas de los fusilamientos del régimen entre el 1939 y 1945 por su participación activa en la lucha contra Franco. Para conmemorar a esos muertos, el Ayuntamiento de Madrid tiene pensado levantar un monumento siguiendo los ejemplos de otras ciudades como León.

Mauricio Valiente, concejal de Ahora Madrid y responsable de la Política de Memoria de Ayuntamiento, recuerda la "importancia" de que Madrid tenga un lugar específico para conmemorar a las víctimas de la represión franquista. Califica la iniciativa de "compromiso" del gobierno en su política de homenaje a las víctimas del franquismo. "No hay ningún espacio reconocible de forma tan clara en la ciudad y queremos un sitio muy simbólico para ello", explica. Y agrega: "En el muro [del cementario de la Almudena] se hacen todos los años ceremonias y nos pareció un buen espacio".

El homenaje se colocará en los veinte metros de la tapia que quedan del camposanto, ya que parte de la pared se derribó años atrás. Entre las víctimas más conocidas de aquellos fusilamientos están los socialistas Julián Zugazagoitia Mendieta (1899-1940) y Francisco Cruz Salido (1898-1940), o trece jóvenes conocidas como las Trece Rosas. Los nombres y las circunstancias de la muerte de las otras 2.500 víctimas de la represión franquista figuran inscritos en el registro de enterramientos del cementerio.

Al lado del muro, el equipo municipal tiene pensado colocar un pequeño espacio con ilustraciones y explicaciones de los hechos de aquella época. Aprovechará una pequeña construcción que se ubica cerca del muro: "Un espacio de interpretación y de guía, que cuente lo que ocurrió", revela Valiente.

El edil que, a partir de septiembre liderará la Oficina de Derechos Humanos y Memoria tras la disolución del Comisionado de la Memoria Histórica, se encargará de ejecutar esta y otras iniciativas vinculadas a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica en la capital. Entre ellas está el cambio de nombres de 52 calles de Madrid por sus referencias franquistas y las nuevas señales de 15 lugares emblemáticos en la ciudad.

Dudas del Comisionado

El listado de estos 15 lugares ha sido propuesto por el Comisionado de la Memoria Histórica, el órgano municipal dirigido por la abogada Francisca Sauquillo. Prevé colocar placas conmemorativas en lugares como las cárceles de Carabanchel y Ventas, el búnker del Capricho o el mismo Cementerio de la Almudena.

Sin embargo, con respecto al monumento en el camposanto, desde el comisionado señalan que, de momento, no han debatido esta actuación. Revelan, además, que colocar una placa en el muro que solo homenajee a las víctimas del franquismo podría ser cuestionable, puesto que, durante la Guerra Civil, otros españoles, esta vez del bando sublevado, también fueron fusilados en ese lugar.

La idea del Ayuntamiento es escuchar a las asociaciones de la memoria antes de levantar el monumento. Pero Valiente enfatiza que "el monumento saldrá a concurso y se escucharán todas las opiniones". Y añade: "Tendrá un valor simbólico muy grande". El concejal de IU agrega que al tratarse de una competencia del ejecutivo, la construcción del mausoleo no pasará por el pleno.

Una placa para recordar a los madrileños de Mauthausen

El concejal de Ahora Madrid y tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, viajó hasta el campo de concentración nazi de Mauthausen (Austria). Llevaba consigo una placa del Ayuntamiento de Madrid para recordar a los 442 madrileños que fueron deportados en este campo. La inscripción reza: "El Ayuntamiento de Madrid, en recuerdo y homenaje a los hombres y mujeres de Madrid que sufrieron el horror de los campos nazis. Por la libertad".

El Consistorio también recordará a los 10.000 españoles deportados durante la Segunda Guerra Mundial con una escultura en la capital. "Las víctimas de los campos nazis no lo fueron por azar, sino como resultado de su posición en defensa de la República, derrotada por las armas fascistas, y que los abocó al exilio. Fueron enemigos de Franco y enemigos de Hitler y, por esta condición, acabaron siendo deportados a los campos del Tercer Reich", recordaba la propuesta del gobierno de Ahora Madrid aprobada por unanimidad en el pleno.

Más información