Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Forcadell y Simó alegarán ante el juez la inviolabilidad de los diputados

La presidenta lamenta que el Tribunal Constitucional quiera imponer la autocensura

De izquierda a derecha, Joan Josep Nuet, Anna Simo, Carme Forcadell, Lluis M. Corominas y Ramona Barrufet.
De izquierda a derecha, Joan Josep Nuet, Anna Simo, Carme Forcadell, Lluis M. Corominas y Ramona Barrufet. EL PAÍS

Carme Forcadell, presidenta del Parlament, y Ana Simó, secretaria primera de la Mesa, esgrimirán este lunes ante el juez que la inviolabilidad es una garantía de los diputados y que, por tanto, les ampara el ejercicio de sus funciones, de acuerdo con el Estatut, el reglamento de la Cámara y el derecho internacional. Las dos políticas, investigadas por haber permitido que la Cámara debatiera las resoluciones sobre el referéndum de autodeterminación, han anticipado su posición en sendas entrevistas en el 3/24 y en Radio Nacional. Forcadell y Simó son los dos primeros miembros de la Mesa que declararán por la causa abierta en el Tribunal Superior de Justicia. Tras ellas, el viernes lo harán Lluis Maria Corominas y Ramona Barrufet, de Junts pel Sí, y en junio Joan Josep Nuet, de Catalunya Sí que es Pot.

Forcadell ha explicado que igual que hizo el 16 de diciembre, cuando declaró por primera vez ante el juez, defenderá la soberanía del Parlament y que se pueda hablar de todo. La presidenta ha sostenido que en aquélla ocasión la defensa se basó especialmente en los derechos fundamentales de libertad de expresión y de iniciativa política y que ahora hará más hincapié en el de la inviolabilidad de los parlamentarios. "Es una garantía de que puede hablar de cualquier cosa sin recibir ninguna coacción del poder legislativo y judicial. El simple hecho de tener que ir a declarar por unas opiniones o votos emitidos en sede parlamentaria ya está vulnerando nuestra inviolabilidad", ha afirmado Forcadell, que ha esgrimido que solo conoce el caso de un Parlamento que vete un debate: el del nazismo en Alemania. "El Tribunal Constitucional quiere que nos autocensuremos o que hagamos censura previa".

No me entra en la cabeza que se nos interrogue porque en el Parlament se emitan opiniones", afirma Anna Simó

La estrategia de los cinco miembros de la Mesa es compartida. Simó, que ha explicado que mañana será la primera vez que pide un juzgado, ha recalcado que la inviolabilidad no es un "privilegio" sino que blinda a los parlamentarios de las presiones del "poder ejecutivo, judicial  los poderes ejecutivo y judicial, de los lobbies y grupos de presión". "Los tribunales nos tienen que tutelar, no juzgar. Estamos intentando preservar los derechos de los diputados y se nos encausa. Es el mundo al revés", ha apostillado Simó. "No me entra en la cabeza que se nos pueda interrogar en un procedimiento penal por haber permitido que en el Parlament se omitan opiniones políticas y haya iniciativas".

"Es muy gordo que se amenace a las empresas por vender urnas"

Forcadell no ha mostrado la menor sorpresa ante la posibilidad de que el Estado intente poner trabas a la licitación del Gobierno para comprar 8.000 urnas para el referéndum. "Pondrá todos los recursos para que no podamos decidir. Hará todo lo posible. Ninguna duda de que pondrán todas las objeciones", ha dicho. Y Simó ha expresado su "estupefacción" ante el hecho de que se pueda amenazar a las empresas que estén dispuestas a vender al Gobierno catalán el material electoral. "Es muy gordo. E insólito", ha exclamado.

Carles Puigdemont proyecta hacer un último intento a final de mes para que Mariano Rajoy autorice la consulta pero Forcadell ha admitido que no tiene demasiadas esperanzas. "Me gustaría mucho el pacto pero desgraciadamente", ha recordado, "ya ha dicho del derecho y del revés que no puede ni quiere". Simó ha desestimado la postura del Gobierno central de intentar desactivar el independentismo con inversiones y ha puesto un punto de distancia con el acuerdo entre Rajoy y el PNV para aprobar los Presupuestos. "El peix al cove (pájaro en mano) tiene mucha tradición pero aquí (en Cataluña) ya no. El PNV y el PP son libres el PNV y el PP de pactar los Presupuestos", ha zanjado.

Los 83 diputados soberanistas del Parlament (son en total 135) se han solidarizado con los cinco de los siete miembros de la Mesa y reclaman que el caso se archive. El artículo 57 del Estatut reza: "Los miembros del Parlamento son inviolables por los votos y las opiniones que emitan en el ejercicio de su cargo. Durante su mandato tendrán inmunidad a los efectos concretos de no poder ser detenidos salvo en caso de flagrante delito". El abogado de las dos políticas presentó el viernes ante el TSJC el sobreseimiento de la causa pero Forcadell ha revelado que el tribunal lo desestimó en apenas media hora porque no era el momento de abordarlo. La presidenta ha calificado el proceso de "anomalía" y que la causa en un país democrático es "absolutamente anormal". "El caso de Nuet [diputado no secesionista, primero excluido de la causa y luego investigado] ya fue el juego de los disparates. Fue la demostración palpable de que es un juicio político, que se nos juzgaba por lo que somos y lo que pensamos".

Medio millar de cargos electos, entre parlamentarios y ediles, arroparán este lunes a las puertas del Tribunal en una comitiva que partirá del Parlament. Las entidades independentistas han fletado autocares  para trasladar a los ciudadanos al paseo Lluis Companys. Las dos políticas han animado al independentismo a no desfallecer y a continuar con las movilizaciones. "¿Si hay cansancio? Hay una mayoría del pueblo que quiere votar y el Estado está en contra. Hay que salir a la calle. Hay que movilizarse", ha apuntado Forcadell. Y Simó ha advertido que a partir de ahora la movilización será aún más clave para alcanzar el referéndum. "Lo será tan clave como la determinación del Ejecutivo", ha dicho.