Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GASTRONOMÍA

Bienvenidos al 'cookworking'

El recién inaugurado Contacto Cocina ofrece espacio en una oficina para trabajadores relacionados con el mundo gastronómico así como cursos y talleres

De izquierda a derecha, Ignacio Riesco, Álvaro García y el chef Luis Centenera, fundadores de Contacto Cocina.
De izquierda a derecha, Ignacio Riesco, Álvaro García y el chef Luis Centenera, fundadores de Contacto Cocina.

Escondido en un bajo cerca de República Argentina aparece Contacto Cocina (calle de Oquendo, 20; wwww.contactococina.com). "Es un espacio de coworking para gente dedicada al sector gastronómico, un punto de encuentro", resume Ignacio Riesco, fundador de este local, junto a Álvaro García y el chef Luis Centenera, y que acaba de inaugurar en Madrid. "Es algo novedoso porque, que nosotros sepamos, no había nada parecido en la capital", apunta Centenera mostrando los 400 metros cuadrados en los que caben una zona de trabajo, una equipadísima cocina o una tienda de productos gastronómicos, donde se pueden comprar desde sartenes hasta productos premium pasando por libros de recetas o manuales.

Mientras en Barcelona ya había aparecido algún cookworking, espacios en los que se fomentasen las sinergias laborales entre profesionales del sector, "en Madrid había un hueco", apuntan los ideólogos. Ante ese vació, comenzaron a pensar en Contacto Cocina en 2015. "Queríamos acoger no solo a trabajadores que necesitasen un puesto en una oficina sino también organizar cursos, talleres, eventos, encuentros corporativos, fiestas privadas o cenas", dicen. "Queríamos crear sinergias", añaden.

Así, este cookworking se presenta como un espacio multidisciplinar que unos pueden usar como despacho (cuenta con 20 espacios "para freelance, autónomos o pequeñas empresas del sector") a la vez que otros reciben un curso de repostería -también tienen una escuela- en la cocina, con encimeras de Neolith resistentes a las altas temperaturas o diferentes productos químicos, y equipada con menaje profesional. "Queremos convertir Contacto Cocina en un lugar al que venga la gente no solo a trabajar sino también a resolver sus dudas e inquietudes gastronómicas", incide Riesco. También a cenar o comer: "Puedes quedar con tus amigos y te organizamos una cena. Incluso puedes venirte a cocinar en grupo, traerte a un cocinero o te lo ponemos nosotros", añade. Por otro lado, también ofrecen asesoramiento para negocios relacionados con el sector

Aunque acaban de abrir, ya tienen reservados varios de los puestos del cookworking y en mayo, su programa de cursos ofrece formación de cocina a bajas temperaturas (12 de mayo); de ensaladas Gourmet (26 de mayo); sobre cómo organizar tu propio buffet (16 y 17 de mayo) o de estilismo gastronómico (20 de mayo). "Algo está cambiando en la forma de entender y vivir la cocina", dicen los creadores, "y Contacto Cocina está en la línea de ese cambio".