Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diez días más negros (literariamente) de Valencia

El Festival VLC Negra presenta su edición más ambiciosa con la presencia de grandes autores internacionales

El escritor escocés Philip Kerr.
El escritor escocés Philip Kerr. EFE

Lo que empezó siendo como el sueño, y locura, de una noche de verano (aquí mudando al duende Puck por el detective Philip Marlowe) la organización de un festival de novela negra en Valencia, cinco años después se ha transformado en la gran cita literaria de la ciudad. Jordi Llobregat, Bernardo Carrión y Santiago Álvarez, creadores del Festival VLC Negra, en su condición de cultivadores del género y lectores incorregibles vuelven a llenar de enigmas y crímenes sin resolver el mapa urbano de Valencia, incluido el anillo ciclista, con el permiso del concejal Giuseppe Grezzi.

“Este sin duda es el año de Valencia Negra”, señala Santiago Álvarez desde la organización repasando el calendario que hasta el próximo día 14 de mayo se desarrollará a lo largo de 10 días por diferentes puntos de la ciudad. Un centenar de eventos en torno a un núcleo central, la pulsión y estado de salud de la novela negra y creadores. “Si el año pasado pudimos contar con un novelista como Pierre Lemaitre, en esta edición hemos consolidado la presencia de autores extranjeros junto a algunos de los más destacados creadores españoles del género, lo que sin duda pone de relieve el fortalecimiento y consolidación del festival”.

Entre los nombres internacionales del género negro que pasarán por esta edición de VLC Negra está el novelista y guionista de series televisivas cremonés Sandrone Dazieri, creador de la pareja de investigadores Dante Torre y Colomba Caselli, el suizo Joël Dicker, autor de la celebrada La verdad sobre el caso Harry Quebert (Alfaguara), los franceses, Ian Manook, seudónimo del escritor Patrick Manoukian y Bernard Menier, figura destacada del nuevo polar galo o el escocés Philip Kerr, progenitor del detective Bernie Gunther, protagonista de la saga literaria ambientada en la Alemania Nazi.

“Es indudable que ha habido un salto de calidad”, señala Santiago Álvarez a propósito de la presente edición. “El festival ha conseguido una respetabilidad que se ha reflejado en el apoyo de las editoriales, sponsors e instituciones”.

Entre las citas destacadas del festival destaca la concesión del Premio Francisco González Ledesma al librero y comisario de BCNegra, Paco Camarasa, promotor infatigable del género detectivesco que acaba de publicar, Sangre en los estantes (Destino), un volumen donde reúne años de memoria y sabiduría. “Paco Camarasa pertenece a esa raza de libreros que podríamos calificar de prescriptores, capaces de influir y de crear opinión, y que desgraciadamente han ido desapareciendo”.

Al igual que en ediciones anteriores, el festival se abre, como uno de sus signos distintivos, a numerosas actividades paralelas que incluyen ciclos de cine, teatro, actuaciones musicales, actividades infantiles, exposiciones de fotografía, talleres o recitales de poesía. Para los seguidores de las series forenses hay programada una sesión sobre como trabaja el “CSI valenciano” y para curiosos e interesados en delitos e intrigas vecinales, un recorrido por los crímenes más singulares ocurridos en los barrios de Russafa y el Ensanche.

El festival cerrará con la Gala de Premios Valencia Negra en la Fundación Bancaixa y una concurrida firma de autores, el domingo 14 de mayo, en la Casa de Libro de Valencia con sabor a pata negra.

Más información