Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La recaudación tributaria sube por el alza de la vivienda

La Generalitat duplica los ingresos por el impuesto sobre los pisos vacíos

Reunión del vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, con empresarios catalanes en Nueva York.
Reunión del vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, con empresarios catalanes en Nueva York.

El crecimiento económico ha permitido que la Generalitat aumente su recaudación en el arranque del año. En total, la Administración catalana ingresó 750 millones de euros en tributos propios y cedidos, según la Nota de coyuntura económica del Departamento de Vicepresidencia, Economía y Hacienda. Eso supone un incremento del 18,9% respecto al año anterior. Ello se debe sobre todo a la recuperación del sector inmobiliario, que permitió que el impuesto que grava las transacciones de viviendas se incrementara en un 27,2%.

La construcción fue durante el primer trimestre del año el sector que mejor se comportó. Esta industria creció el 6,3%, gracias sobre todo al impulso del mercado inmobiliario y a pesar del parón de la obra pública, que sufre los recortes presupuestarios de las Administraciones central y autonómica. Los visados para nuevas viviendas crecieron más del 50%, mientras que los precios en tres años ya se han recuperado un 17%. Aun así, el informe señala que la actividad todavía es un 50% inferior a la que se registraba hace una década.

Esa recuperación ha permitido que la recaudación tributaria de la Generalitat haya crecido en el periodo comprendido entre enero y marzo, antes de que entraran en vigor los nuevos impuestos que contemplan la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos, como el que grava las bebidas azucaradas o el que hace lo mismo con los vehículos que van a los centros comerciales.

Subida de sucesiones

El principal tributo ha sido el de transmisiones patrimoniales (347 millones de euros), que subió un 27,2% respecto al mismo periodo de 2016, y el de actos jurídicos documentados (120 millones), que se incrementó en un 18,3%. “Ambos recogen la evolución positiva del mercado inmobiliario”, sostiene el informe del Ejecutivo catalán. El tercero en volumen recaudatorio fue el de Sucesiones y Donaciones, con el que la Generalitat ingresó 109 millones de euros, el 16,9% más que el año anterior.

Uno de los impuestos con mayor crecimiento hasta marzo fue, no obstante, el que penaliza los pisos vacíos. El Ejecutivo catalán duplicó la cantidad que había conseguido en 2016 al recaudar 19 millones de euros. De hecho, solo en el primer trimestre del año ya se recaudó más que en todo 2016. El año pasado, según explicó la consejera Meritxell Borràs esta semana, se recaudaron 18,5 millones de euros que servirán para comprar 350 viviendas para uso social.

Los gastos no financieros del primer trimestre de 2017, por otra parte, ascendieron a 5.256 millones de euros, lo cual supone un incremento del 12,6% en relación al mismo periodo del año pasado. Ello se debe, según el informe de Economía y Hacienda, a un “avance de la contabilización respecto a 2016 de los conciertos sanitarios incluidos en el capítulo de bienes corrientes y servicios y servicios”.