Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pide tres años de cárcel para el mayor “estafador hipotecario” de España

El ministerio público acusa a Antonio Arroyo de intentar quedarse mediante engaño con un piso por un préstamo de 6.000 euros

Antonio Arroyo Arroyo, prestamista investigado en una decena de juzgados por estafa Ampliar foto
Antonio Arroyo Arroyo, prestamista investigado en una decena de juzgados por estafa

Antonio Arroyo es prestamista, aunque la Policía lo califica directamente como el mayor "estafador hipotecario de España". El próximo miércoles comenzará un juicio contra él por la supuesta comisión de un delito de estafa. La Fiscalía le solicita una pena de tres años de cárcel y una indemnización de 12.000 euros para su víctima. Arroyo, que ha sido detenido en tres ocasiones y aparece también en los papeles de la Operación Púnica por su relación con el empresario David Marjaliza, tiene varios frentes judiciales abiertos.

María Pilar N. P. le pidió un préstamo hipotecario por 6.000 euros en noviembre de 2009. Según el informe de calificación provisional del ministerio público, el acusado, con el ánimo de obtener un beneficio patrimonial, le hizo firmar dos letras de cambio, cada una de ellas de 9.000 euros, por si la mujer no pudiese hacer frente a las mensualidades correspondientes del crédito. Dichas letras estaban garantizadas con la hipoteca de una casa de la calle Riazar, en Miraflores de la Sierra (Madrid), propiedad de la víctima.

Cuando María Pilar N. P. mostró su inquietud por las dos letras, Arroyo le dijo: “No te preocupes, eso no lo tendrás que pagar, es un mero trámite. Tú solo tendrás que abonar 6.000 euros en mensualidades, más los intereses correspondientes”. Además, le añadió que esperase tres o cuatro meses para empezar a devolver el crédito.

Después de eso, Arroyo desapareció. El acusado hizo caso omiso de la llamadas y los diversos ‘burofaxes’ remitidos por la mujer, que pretendía pagar las mensualidades, tal y como se había acordado, pero le resultó imposible contactar con él.

Como consecuencia del impago, pese a la voluntad y la insistencia de la perjudicada en cumplir su compromiso notarial, le llegó una demanda. Arroyo le endosó a Rebeca Pacheco, su pareja, una de las  letras de cambio por importe de 9.000 euros. Esta mujer interpuso el 13 de octubre de 2010 una demanda para la ejecución hipotecaria contra  María Pilar N. P. por impago. Esta acción judicial dio origen a un procedimiento tramitado en el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Colmenar Viejo (Madrid), donde se realizó la ejecución. La estafada tuvo que abonar la cantidad de 9.000 euros para evitar el embargo de la vivienda de su propiedad.

El 6 de marzo de 2013, el acusado otorgó bajo escritura notarial, la cesión del crédito hipotecario constituido sobre la finca de la perjudicada a la entidad Irisan Financiaciones S. L., de la que era él mismo el único administrador. Utilizó la otra letra de 9.000 euros que le quedaba.

Antonio Arroyo ya fue detenido en febrero de 2016 como máximo responsable de una organización dedicada a engañar a personas con problemas financieros y escasos conocimientos para adquirir préstamos con intereses abusivos, de modo que contraían "enormes deudas" que no podían pagar.

Más información