Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lores acomete la mayor remodelación de gobierno en 17 años de mandato

El alcalde de Pontevedra atribuye el reajuste a "nuevos retos" de su ejecutivo y descarta formar coalición con otras fuerzas políticas

Miguel Anxo Fernández Lores, alcalde de Pontevedra
Miguel Anxo Fernández Lores, alcalde de Pontevedra

El alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, ha anunciado este jueves que acometerá “una remodelación profunda” de su gobierno que afectará a casi todos los responsables de las áreas municipales, la mayor en los 17 años que lleva al frente de este Ayuntamiento. Lores ha descartado que el reajuste responda a una crisis en su equipo de concejales y dejó claro que no intentará formar una coalición con otras fuerzas políticas para estos dos años que restan del actual mandato.

Fernández Lores seguirá gobernando en minoría, gracias a acuerdos puntuales con los concejales del PSOE, que en esta legislatura ya no forman parte de su equipo de gobierno. Carmen da Silva, Anabel Gulías, Demetrio Gómez y Alberto Oubiña verán ampliadas sus competencias, mientras que el alcalde recortará ostensiblemente las que tenían tres de sus hasta ahora más estrechos colaboradores: el diputado y vicepresidente de la Diputación, César Mosquera, y los concejales Vicente García Legísima y Luis Bará. Este último redujo su dedicación municipal desde que tomó posesión como parlamentario gallego.

Da Silva reemplazará a Mosquera y a partir der ahora asumirá la coordinación de todo el grupo municipal para convertirse así en una de los concejales que más poder acumulará. Aunque pierde las responsabilidades que tenía en Urbanismo, llevará Protección Civil, bomberos, policía, dinamización cultural y fiestas.

Anabel Gulías, el coordinador comarcal del BNG, Demetrio Gómez, y Alberto Oubiña asumirán Urbanismo, promoción de la ciudad, centro histórico, mercado, actividades terciarias de los espacios públicos, coordinación de participación territorial y del centro de Lourizán.

Para el abogado García Legísima, que abandona las competencias de la Policía Local, uno de los escollos de los últimos gobiernos, Lores le adjudica el área de régimen interior, personal, patrimonio municipal, venta ambulante y todo lo relacionado con la defensa jurídica y reglamentos orgánicos.

El alcalde ha apuntado las razones para justificar esta remodelación entre sus 11 concejales que él mismo calificó de "profunda". Ha admitido que la presencia de Luis Bará en el Parlamento y de César Mosquera en la Diputación suponen una “merma” en sus tareas y dedicación en el Ayuntamiento. Aun así, Mosquera se hará cargo del área de ordenación del territorio, infraestructuras y movilidad, mientras Bará será el responsable de patrimonio cultural, memoria histórica y del nuevo catálogo de bienes de protección.

El regidor del BNG ha dejado claro que ante las nuevas competencias de ambos concejales era necesaria una mayor coordinación, una vez descartado un gobierno de coalición, y la complejidad de la normativa de contratación obliga a reforzar el servicio. También ha apuntado a la necesidad de dar equidad a los ámbitos urbanos y rurales, creando una estructura única que coordine esta nueva situación.

Así, “los nuevos retos y situaciones administrativas centran el cambio de competencias en el gobierno local”, según Fernández Lores que también se ha referido al incremento de carga de trabajo generado por los fondos Dusi y a la necesidad de potenciar las áreas de educación, cultura, centro histórico, mercado y la administración electrónica.