Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Madrid confía en que Casonova cierre la compra del Edificio España

El PP critica que el gobierno de Ahora Madrid se ha entregado a un "especulador" para resolver la operación

Fachada del Edificio España en Madrid.
Fachada del Edificio España en Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid mantiene su confianza en Trinitario Casanova, empresario murciano dueño del grupo Baraka, para la compra del Edificio España. José Manuel Calvo, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, ha asegurado este miércoles que el gobierno de Ahora Madrid ha hecho "todo lo que está en sus manos" para facilitar la operación. Casanova no entregó el pasado 31 de marzo el último cheque de 200 millones de euros a Wanda para hacerse con el inmueble, tal y como estaba previsto. El último plazo para cerrar la operación es el 1 de junio.

Calvo ha reivindicado la labor de los técnicos municipales para garantizar la protección de las fachadas externas del emblemático inmueble ubicado en la plaza de España. Ha revelado que el 31 de marzo el gobierno local transmitió a Casanova la licencia para poder empezar las obras de remodelación. Se ha mostrado "muy satisfecho" por la recuperación de un nivel de protección superior del edificio.

El concejal del PP, José Luis Almeida, ha señalado que el gobierno de Ahora Madrid se ha entregado a un especulador para cerrar la compra del Edifico España, después de que Wanda renunciar a remodelar el inmueble tras los vetos del ejecutivo de Manuela Carmena. "Este es un problema político. Habían venido a parar la especulación y su empresario de referencia es Casanova. Si lo hubiera hecho el PP, lo que hubieran dicho". Casanova fue condenado a un año de cárcel por alterar el valor de las acciones del Banco Popular e investigado por un fraude a Hacienda de seis millones de euros.

Almeida sostuvo que en las últimas semanas el empresario murciano cerró dos operaciones de compraventa de inmuebles en Madrid avaladas por el gobierno de Ahora Madrid. El ejecutivo municipal trabajó a lo largo de los últimos meses para facilitar a Baraka, el grupo murciano de Casanova, el cierre de la compra del inmueble y empezar así la remodelación. Pilotó encuentros y reuniones con el colectivo Ecologistas en Acción para que retirara el pleito que hubiera podido retrasar las reformas. Ecologistas en Acción retiró finalmente su recurso contencioso-administrativo.

El pasado 31 de marzo, el inversor murciano retrasó el pago de 252 millones de los 272 totales de la operación. Baraka sostuvo entonces que Wanda no había aprobado todavía las cuentas del ejercicio fiscal del año 2016. Dos días después, Wanda contestó con otro comunicado en el que señalaba que su filial en España había ejecutado todos los trámites necesarios y advirtió a Baraka que si no entrega el último cheque el 1 de junio la operación se anulará y la firma de Wang Jianlin (62 años) se quedará con el dinero hasta ahora entregado. El Ayuntamiento de Madrid se limitó entonces a señalar que "la formalización de la venta [del inmueble] es un asunto privado".