Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PNV

Gibraltar, el nuevo referente del PNV

Los partidos vascos descalifican que Ortuzar recurra al Peñón como modelo de bilateralidad con España

Andoni Ortuzar durante el Aberri Eguna del PNV el domingo en Bilbao.
Andoni Ortuzar durante el Aberri Eguna del PNV el domingo en Bilbao. EFE

PP, PSE y Podemos le ven una parte cómica a la vuelta al mundo que está dando el PNV en busca de referentes y modelos para negociar con el Gobierno de Mariano Rajoy la bilateralidad que reclama. Después de que el exlehendakari Juan José Ibarretxe apelara al estado asociado de Puerto Rico y que sus sucesores se hayan fijado en los modelos de Quebec, en Canadá y Escocia, en el Reino Unido, ayer le tocó el turno a Gibraltar y a la potencial peculiar relación que el 'Brexit' ha abierto entre el Peñón de Gibraltar y España. Su socio de Gobierno, el PSE, lo considera una ocurrencia. El PP, que le ha facilitado el apoyo parlamentario necesario para sacar adelante las cuentas lo cree cómico, y desde Elkarrekin Podemos les critican por centrar todo el debate en la relación con Madrid cuando "es más relevante el contenido social" del nuevo Estatuto. EH Bildu ni siquiera quiere comentarlo.

"La bilateralidad entre Euskadi y el Estado es posible", arengó el domingo a los suyos el presidente del PNV, Andoni Ortuzar durante la celebración del Aberri Eguna, el Día de la Patria Vasca. Y se preguntó en voz alta: ¿Por qué si se ofrece desde Madrid la cosoberanía a Gibraltar no vamos a poder tenerla los vascos?". Ante miles de simpatizantes y militantes dijo: "Eso es lo que queremos y lo que demandamos: Una capacidad de autogobierno máxima para que las cosas de aquí se decidan aquí. Para que seamos los vascos los que decidamos nuestro futuro". Ortuzar aseguró ayer que presentará una propuesta concreta a la Ponencia de Autogobierno que otorgue a Euskadi, siempre de manera negociada, una relación de igual con el Estado español.

El portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor se preguntaba esta mañana si el PNV lo que quiere para Euskadi es el estatus de "colonia asociada a la Corona de España", a la vista del ejemplo que ha puesto como modelo de relación con España. "Sería divertidísimo que esté ahora en esa tesis", ha dicho Pastor tras aventurar que, quizás al PNV le pida el cuerpo convertir a Euskadi "también en un paraíso fiscal, como Gibraltar". "Creo que Andoni Ortuzar no midió bien, creo que se pasó de frenada porque desde luego no es el mejor ejemplo", ha explicado, convencido de que en la Ponencia de Autogobierno Gibraltar no será, ni siquiera, una lejana referencia.

Para Elkarrekin Podemos se trata de "una ocurrencia de Aberri Eguna". Su secretario de Política, Eduardo Maura, compara la referencia de Andoni Ortuzar con la que la Izquierda Abertzale hizo en su día con la independencia de Kosovo, y prefiere creer que todo se limita a eso, una cita más o menos agraciada ante sus militantes. "La bilateralidad la defendemos muchos en el Parlamento vasco, pero desde luego no puede ser el único tema del nuevo pacto entre vascos, sino una de las vertientes junta a la de más calado que representan los nuevos compromisos y garantías sociales para los ciudadanos. En la cuestión social tenemos un gran déficit. Un nuevo pacto tiene que ser para que los ciudadanos vivan mejor", ha dicho Maura. 

La secretaria general del PP del País Vasco, Amaya Fernández, cree que a Ortuzar le salió la vis cómica con su propuesta. Fernández cree que el PNV tiene que dejar de darle vueltas al mapa mundi en busca de ejemplos para lograr la independencia vasca. "Parece que el PNV en cada Aberri Eguna cierra los ojos y pone a rodar la bola del mundo. Ya es cómico tantos kilómetros por el mundo con Quebec, Puerto Rico, Escocia y ahora Gibraltar", ha criticado. Más preocupación le genera el ofrecimiento "solemne y sincero" de Ortuzar a la izquierda abertzale y al sindicato ELA para colaborar y "arrimar juntos el hombro" en aras a construir la nación vasca, cuando apenas si acaba de firmar el acuerdo presupuestario entre el PNV el PSE y el PP. Una alianza que el PP vendió como una contribución para evitar, precisamente "ese escenario de radicalismo y populismo".

Más información