Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Jaume Padrós | Presidente del COMB

“Tenemos médicos contratados cobrando seis euros por visita”

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona advierte de que se está cronificando la precariedad laboral en el colectivo

Jaume Padrós, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona
Jaume Padrós, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, advirtió hace unas semanas en el Parlament del riesgo de que “se cronifique la precariedad” laboral entre los facultativos, un extremo que acabará afectando, dijo, “a la calidad asistencial”.

Pregunta. ¿En qué situación se encuentran hoy los médicos?

Respuesta. Estamos en una fase de cronificación de la precariedad. Tenemos médicos contratados cobrando seis euros la visita.

P. ¿Cuál es el riesgo si esta situación se perpetúa?

R. Los riesgos más grandes son la ruptura generacional. En los próximos 10 años se jubila un tercio de la profesión activa, mi generación. Tenemos además el reto sociodemográfico de la población: pacientes crónicos, gente mayor, etc. que estamos atendiendo como hace 30 años.

P. ¿Qué corre más prisa: contratar más médicos o mejorar las condiciones de los que ya están dentro del sistema?

R. Yo creo que lo segundo. La solución fácil es que si se jubilan tantos médicos, hay que contratar los mismos, pero nadie sabe si necesitamos más médicos. La ratio por habitante es de las más altas de Europa. Quizás si se planteasen modelos de organización más eficientes necesitaríamos menos y tendríamos unos niveles salariales mejores.

P. ¿Qué modelos?

R. Tengo la percepción de que empoderando más a los clínicos, no se necesitarían más médicos, se mantendría la misma masa salarial y podríamos conseguir que los profesionales tuviesen más retribuciones y más autonomía profesional. El nivel de satisfacción de profesionales y pacientes mejoraría.

P. ¿Están insatisfechos los médicos?

R. Cuando hablamos del desencanto, la gente piensa en salario y condiciones, pero tiene que ver también con la forma de trabajar. Tenemos un sistema burocratizado que ha atenazado a los médicos y los ha vuelto incapaces de ser resolutivos. Tienen más presión asistencial y menos capacidad de respuesta. Si añades esto que le pasa a los seniors con la situación laboral de los jóvenes, es un cóctel explosivo.

P. ¿Cuál es la solución?

R. La prioridad fundamental es denunciar malas prácticas. También hay que empoderar a los clínicos, con modelos de autogestión: que puedan gestionar el presupuesto, su agenda, que tengan capacidad de compra...

P. ¿La autogestión mejoraría la precarización laboral?

R. La autogestión permitiría más conciliación. El propio equipo se gestionará y dará alternativas de conciliación.

P. La palabra autogestión lleva al debate sobre la titularidad del proveedor.

R. Discutir sobre la titularidad de quién presta el servicio nos vuelve para atrás. La confusión sobre el ánimo de lucro nos tiene paralizados.

P. ¿La gente no tiene que saber adónde va su dinero?

R. Sí, pero no es lo más importante. Lo más importante es que esté bien atendido. Ha habido interés político en magnificar este tema y desconcertar a la gente. No se ha privatizado nada.