Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento aprueba los presupuestos vascos con la abstención del PP

Activistas contra los recortes en la RGI son desalojados de la Cámara por la Ertzaintza

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, felicita al lehendakari Urkullu tras aprobarse los presupuestos vascos de 2017.
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, felicita al lehendakari Urkullu tras aprobarse los presupuestos vascos de 2017. EFE

El Parlamento vasco ha aprobado este martes los Presupuestos de Euskadi para 2017, los primeros de esta legislatura, que han salido adelante gracias al acuerdo entre el Gobierno autonómico (PNV-PSE) y el PP. Las Cuentas, que ascienden a 11.059 millones de euros, han recibido el rechazo de EH Bildu y Elkarrekin Podemos.

Las cuentas que gestionará el Ejecutivo de Urkullu han salido adelante con el voto a favor de los 37 parlamentarios que suman el PNV y el PSE-EE, el voto en contra de EH Bildu y Elkarrekin Podemos (formaciones que suman 29 escaños) y la abstención de los nueve parlamentarios del PP.

Esta abstención se ha producido a cambio del visto bueno del PNV y el PSE a las enmiendas parciales del PP, que han supuesto modificaciones presupuestarias por valor de 29 millones de euros, lo que representa el 0,26% de la cuantía total de los Presupuestos.

Las Cuentas de Euskadi para este año ascienden a 11.059 millones de euros (un 1,2% más que las del año pasado), de los que el 76% se destinará a los servicios de salud, educación y políticas sociales.

El debate y la votación definitiva del Proyecto de Presupuestos no ha deparado sorpresas, salvo por la protesta de un grupo de personas que han interrumpido el pleno con gritos contra los recortes en las ayudas sociales y que han tenido que ser desalojados de la tribuna. Los activistas contrarios a recortar la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) han interrumpido la intervención de Damborenea desde la tribuna de invitados con gritos en defensa de esta prestación. Tras negarse a abandonar el lugar, han sido desalojados por la Ertzaintza a requerimiento de la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejería.