Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
sucesos

22 detenidos por robar y traficar con vehículos siniestrados

La organización ha vendido 134 vehículos en los últimos tres años, lo que le ha reportado unas ganancias de 1,3 millones de euros

La operación contra el robo de coches.

Una operación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía Nacional ha permitido desmantelar una compleja banda de ladrones de coches, integrada por 22 personas. Los arrestados se encargaban de sustraer, manipular y vender de manera fraudulenta vehículos de alta gama por todo el territorio español. Este dispositivo ha permitido recuperar 64 vehículos, cientos de piezas y desenmarañar un entramado empresarial dedicado al blanqueo de capitales.

El robo de dos vehículos de alta gama en el municipio madrileño de Tres Cantos inició las investigaciones para intentar localizar el punto en el que la organización estaba guardando los vehículos. Los ladrones disponían de cuatro naves seleccionadas y equipadas, en las que se trabaja a fondo con los coches para despiezarlos, ensamblarlos y maquillarlos con vistas a venderlos de manera fraudulenta. 

La banda estaba perfectamente jerarquizada y estructurada de manera piramidal. El jefe del grupo se gastaba importantes cantidades de dinero en comprar vehículos provenientes de siniestros, todos ellos de alta gama. Parte del entramado se dedicaba a robar vehículos de igual marca y modelo que los que querían “reparar”. 

A continuación, ocultaban los vehículos en una de las naves, los despiezaban y posteriormente se trasladaban las piezas a otras naves a una localidad próxima donde otros componentes de la organización operaban como chapistas y mecánicos para ensamblar los vehículos adquiridos a bajo precio por ser declarados siniestros por las compañías aseguradoras.

Este grupo operaba a en toda la Comunidad de Madrid, con un alto grado de organización y disciplina impuesto por sus dirigentes. Estos cuenta con un amplísimo historial delictivo. En sus filas estaban cuatro de los más especializados ladrones de vehículos de la Comunidad de Madrid, capaces de burlar los más sofisticados sistemas de seguridad de los vehículos.

Tras reparar y alterar todos los elementos identificativos, los vehículos eran vendidos a terceras personas ajenas, a través de anuncios que se interponían en páginas web especializadas en la venta de artículos de segunda mano. Se consumaban así grandes estafas.

Por último el cabecilla del grupo había creado empresas y sociedades para justificar el alto nivel de vida que llevaba y enmascarar la actividad delictiva. De ellas se servía para el blanqueo y obtener seguros de flota estafando a las compañías aseguradoras ya que dichas empresas carecían en su balance de cuentas de movimientos económicos y no existían físicamente.

Los investigadores han efectuado nueve registros en sus domicilios, naves y concesionarios en las localidades de Mejorada del Campo, Rivas Vaciamadrid, Madrid capital y Ontígola (Toledo). Allí se han localizado algunos de los vehículos sustraídos y una gran cantidad de material para desarrollar la actividad delictiva. Además se ha intervenido una importante cantidad de piezas de vehículos sustraídos y sofisticados sistemas para la sustracción de vehículos de alta gama, mandos de garaje, llaves maestras, y una escopeta de cañones recortados entre otros efectos.

Los detenidos son 20 hombres y dos mujeres de nacionalidades española, iraní, venezolana y peruana, con edades comprendidas entre los 27 y los 50 años y cuentan con numerosos antecedentes por delitos relacionados contra el patrimonio (robos en todas sus modalidades). Por estos hechos se les delitos de integración en organización criminal, robos con fuerza, estafa, falsificación de documento público, receptación (compra de material robado a sabiendas), blanqueo de capitales y tenencia Ilícita de armas.

La investigación continúa abierta, centrándose en la actualidad en la recuperación de 70 vehículos vendidos por el entramado delincuencial y en el estudio de la documentación intervenida, por lo que es espera esclarecer una importante cantidad de vehículos robados y de estafas por la venta de los mismos.

Gracias a las nueve investigaciones realizadas en el marco del dispositivo “Airbag”, orientadas al esclarecimiento de robos de vehículos en la Comunidad de Madrid, agentes de la Guardia Civil -desde marzo del pasado año hasta la fecha actual- han logrado detener a un total de 79 personas, investigar a tres más por delitos relacionados con el tráfico ilegal de vehículos, y recuperar 191 coches que habían sido sustraídos a sus legítimos propietarios.