Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat garantiza que el Instituto Valenciano de Oncología seguirá tratando a los pacientes

El IVO dejó de ser un centro concertado con la sanidad pública el 31 de diciembre del pasado año

La consejera de Sanidad, Carmen Montón, en las Cortes. Ampliar foto
La consejera de Sanidad, Carmen Montón, en las Cortes. EL PAÍS

El Instituto Valenciano de Oncología (IVO) dejó de ser un centro concertado el 31 de diciembre del pasado año. En la actualidad carece de una vinculación contractual con la Generalitat Valenciana, lo que ha generado una gran incertidumbre entre los valencianos, a pesar del mensaje de tranquilidad que la institución ha enviado a sus enfermos de cáncer derivados de la sanidad pública. El proceso ha provocado una campaña a favor del concierto entre el IVO y la consejería en Charge.org, que en una semana ha recogido más de 40.000 firmas. La impulsora de la iniciativa, una paciente, María José Pérez, acudirá a las Cortes Valencianas con su petición.

El convenio de concierto para atención de pacientes con cáncer que mantenía el IVO, fundación privada sin ánimo de lucro dedicada al diagnóstico y el tratamiento oncológico en la Comunidad Valenciana, y la consejería de Sanidad finalizó “sin posibilidad legal de prórroga”. Según su responsable, Carmen Montón, porque una normativa europea obliga a realizar un concurso, con una tramitación diferente, que debería haber puesto en marcha el anterior equipo de Gobierno. Para el IVO la primera consecuencia de la finalización del convenio ha sido la disminución de pacientes remitidos desde la sanidad pública en el primer trimestre de 2017. “Percibimos un descenso en la asistencia a nuevos pacientes cuyas causas no pueden ser contrastadas, al ser en estos momentos, una entidad no concertada", han señalado desde la dirección del centro.

El IVO ha indicado que trabaja para establecer con Sanidad un acuerdo “que se ajuste perfectamente a la normativa de contratación, como siempre ha hecho, para seguir manteniendo la actividad con los estándares de calidad y eficiencia que siempre ha ofrecido a sus pacientes”. “Siempre ha existido una relación contractual tanto con el Ministerio de Sanidad como con la administración autonómica ajustada a la legalidad”, han señalado desde la dirección, que reconocen discrepancias con la consejería en cuanto a la posición de centro concertado. “El marco normativo vigente, tanto nacional como europeo, permitiría mantener la misma relación contractual que hasta la fecha”, han indicado.

Montón, que lleva dos años al frente de Sanidad, un departamento que ha sufrido muchos altibajos en la dirección, se acoge a esa normativa europea para defender su actuación. “Es solo un periodo de transición que se ha hecho un poco largo”, ha declarado a EL PAÍS. “El IVO es una institución muy querida por los valencianos y quiero transmitir que no existe ningún problema, que estamos adaptándonos a la normativa y que pronto se establecerá un nuevo convenio”, ha indicado Montón, que ha manifestado que todos los pacientes de la sanidad pública, sin excepción, tienen la libertad de elegir el centro. Solo tienen que pedirlo a su oncólogo de área.

La consejera sí que ha reconocido que mientras Sanidad concluye el pliego de condiciones del nuevo acuerdo, ha solicitado al IVO que adapte las facturas a la modalidad de no concertada para poder ser validadas por los órganos de control y fiscalización de la administración.

El IVO atendió 4.994 pacientes nuevos en 2015 y siguió los tratamientos y revisiones de otros 31.788 enfermos. Un alto porcentaje de los pacientes atendidos procede de la sanidad pública valenciana. Es un referente en el tratamiento de los procesos oncológicos. Cuando se inauguró en 1976 fue uno de los primeros centros monográficos de cáncer en España y el único centro de asistencia integral de la enfermedad en el país. La coordinación de un equipo compuesto por 600 profesionales entre personal facultativo, enfermería, auxiliares, técnicos y resto de personal, atiende las 24 horas del día en todos los aspectos físicos y anímicos afectados por la enfermedad.

Más información