Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores del metro de Barcelona harán huelga cada lunes

La primera jornada será el próximo 24 de abril y se realizarán paros de dos horas por turno

El metro en plaza España en un día de huelga.
El metro en plaza España en un día de huelga.

La paz laboral a la que llegaron el pasado julio la dirección y los trabajadores del metro de Barcelona —tras 13 huelgas parciales y dos totales en siete meses— se ha roto esta tarde. La plantilla ha convocado, de forma indefinida, una huelga de seis horas de duración para todos los lunes. La primera jornada de protesta será el próximo 24 de abril cuando se realizarán paros parciales de dos horas por turno. Con esta acción, los trabajadores pretenden desencallar la negociación del convenio colectivo. Por su parte, la dirección de TMB ha lamentado la decisión y denunció que había sido impuesta por una “minoría”.

Los paros que han acordado los trabajadores, en una votación anónima en la que se han utilizado urnas, serán de 7.00 a 9.00, de 16.00 a 18.00 y de 20.30 a 22.30 horas. Estas protestas afectarán al servicio de toda la jornada de los lunes ya que el metro acumulará retrasos continuos.

El comité de empresa ha colocado durante todo el día las urnas en el Casinet de Hostafrancs. A los empleados se les ha realizado tres preguntas. Además de la consulta sobre la huelga, los trabajadores también se han pronunciado sobre una segunda propuesta para paralizar la negociación del convenio. Y una tercera que planteaba la posibilidad de continuar la conversaciones con la dirección aunque no se solucione la situación de las trabajadoras embarazadas, que ven reducido su sueldo al reasignárseles un nuevo puesto de trabajo durante la gestación.

283 empleados han votado a favor de la huelga con paros parciales frente a los 111 que han votado en contra y los 13 que se han abstenido. Respecto a la segunda pregunta, 243 de los trabajadores han votado a favor de paralizar las negociaciones del convenio hasta que la empresa “cumpla con los pactos y acuerdos” frente a los 154 que han votado que no y los 13 que se han abstenido. 247 han votado en contra de “aplazar momentáneamente el punto de las trabajadoras embarazadas, para poder seguir tratando los demás puntos de la plataforma de los trabajadores”, 139 han votado a favor y 22 se han abstenido.

Los trabajadores están negociando un nuevo convenio colectivo para sustituir el de 2008, que sigue prorrogado.

El pasado 14 de febrero los trabajadores del metro descartaron ir a la huelga durante el Mobile World Congress, que se celebró entre el 27 de febrero y el 2 de marzo. Entonces, los empleados se mostraron a favor de mantener el diálogo con la empresa para negociar el convenio colectivo. Esta tarde, la situación seguía bloqueada y se optaron por volver a las protestas.

La dirección de TMB, por su parte,ha lamentado que las “asambleas de metro opten por hacer huelgas en lugar de avanzar en el nuevo convenio”. En un comunicado, emitido tras conocerse los resultados de la votación, la dirección aseguró que “una minoría (243 votos a favor sobre las 3.500 personas que hay en plantilla) ha impuesto la paralización de las negociaciones y la convocatoria de paradas parciales del servicio”.

La dirección defiende que las conversaciones para un nuevo convenio están en marcha en una mesa de negociación que se reúne dos veces por semana “de forma ininterrumpida desde el 11 de enero”.

TMB ha destacado que se ha cerrado un acuerdo sobre la regulación del acceso a los “puestos de trabajo alternativos”, un capítulo considerado “prioritario por la parte social”, para dar salida a los empleados que, por razones de salud, ya no pueden desempeñar sus funciones. La dirección de la empresa ha calificado la convocatoria de “incomprensible”.