Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las infecciones de transmisión sexual crecen un 30% en un año en Cataluña

Los ambulatorios del ICS detectaron 1.500 casos de clamidia

Un chico se hace la prueba de detección de ITS en el centro comunitario BCN Checkpoint, en Barcelona
Un chico se hace la prueba de detección de ITS en el centro comunitario BCN Checkpoint, en Barcelona

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) se han convertido en una piedra en el zapato para la salud pública. La tendencia sigue al alza y sin visos de frenar. Los ambulatorios del Instituto Catalán de la Salud (ICS), la empresa pública que aglutina ocho hospitales y el 80% de los centros de atención primaria (CAP), detectaron el año pasado 10.519 nuevos casos de ITS, un 29,75% más que en 2015.

“El entorno más natural de diagnósticos está en la atención primaria comunitaria. Es donde se concentra el gran volumen de detecciones, así que esto es representativo del total de Cataluña”, explica Mireia Alberny, responsable corporativa de ITS y VIH de la dirección asistencial de atención primaria del ICS. El Departamento de Salud también dispone de unidades específicas de salud sexual y reproductiva, centros comunitarios y hospitales para hacer las pruebas de detección de ITS, pero la mayoría se hacen en atención primaria.

Los médicos de familia achacan el incremento de casos nuevos a una mejora en el diagnóstico y el registro, pero también a que crece la incidencia por el cambio en las conductas sexuales de la población. “Es un aumento progresivo y hay que insistir en las cuestiones de prevención”, advierte Alberny.

Los casos de gonorrea y clamidia son los que más han aumentado. Los ambulatorios del ICS detectaron 1.518 infecciones de clamidia (un 67% más que en 2015) y 649 de gonorrea (un 65,5% más). Los casos de sífilis (560) también crecieron un 34%; las berrugas genitales (el grupo más numeroso, con 5.023 infecciones detectadas), aumentaron un 18%; los herpes genitales (1.993) subieron un 38%; y los casos de tricomoniasis (776) ascendieron un 13%. “Tenemos varias subepidemias. Los aumentos de gonorrea y la sífilis se ven más entre hombres que tienen sexo con hombres y la clamidia está más repartida”, señala Alberny.

Los casos reportados por los ambulatorios siguen la tendencia registrada en el último informe del Centro de Estudios Epidemiológicos sobre ITS y sida de Catalunya, donde se constató que en 10 años, los casos de sífilis se han cuadruplicado y los de gonorrea, triplicado, la mayoría entre el colectivo gay. Según un informe de los servicios de vigilancia epidemiológica centinela de las ITS en Cataluña, en 2015 se notificaron 1.447 casos de clamidia, un 53,4% más que el año anterior. El 70%, en este caso, entre heterosexuales.

Más información