Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado un edil por un cartel de Carnaval con un hombre disfrazado de Papa

Una asociación de viudas denunció al concejal de Cultura de A Coruña por ofender sus sentimientos religiosos

Cartel del Carnaval que ha provocado la imputación de un concejal de A Coruña.
Cartel del Carnaval que ha provocado la imputación de un concejal de A Coruña.

Un carnavalesco dibujo de un hombre disfrazado de Sumo Pontífice, encajado en un presunto papa-móvil, copa de vino en mano y mejillas y nariz sonrosadas, llevará al concejal de Cultura de A Coruña ante el juez. José Manuel Sande, de Marea Atlántica, ha sido citado para declarar como investigado por un supuesto delito contra los sentimientos religiosos por utilizar esta ilustración creada por el artista Alberto Guitián para promocionar la pasada edición del Carnaval. El titular del juzgado de instrucción número 3 de A Coruña ha tomado en consideración la denuncia presentada por una asociación de viudas de Lugo tras un comunicado de indignación emitido por el Arzobispado de Santiago.

“No hubo ninguna voluntad de ofensa con un cartel que reproduce un disfraz habitual en el Carnaval coruñés dentro del carácter irrelevante y lúdico que caracteriza esta fiesta”, ha declarado este viernes el edil, quien ha recordado que la defensa de la libertad de expresión incluye “las expresiones culturales y las manifestaciones artísticas”. El Ayuntamiento recalca que la imagen en cuestión no representa “la figura del papa católico sino que se trata simplemente de la representación de una persona ataviada con uno de los disfraces clásicos” de esta fiesta en A Coruña.

El cartel que llevará al concejal ante los tribunales provocó el pasado febrero las protestas del PP y del Arzobispado de Santiago. La Iglesia católica aseguró que la imagen “hiere los sentimientos de los creyentes y puede implicar una burla a las creencias de miles de coruñeses”. Un par de días después del comunicado arzobispal, la Asociación de Viudas de Lugo presentó su denuncia en el juzgado de guardia de A Coruña.

El secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, se unió al rechazo de las autoridades religiosas y tachó la creación del dibujante Alberto Guitián de “provocación”, instando a “respetar las creencias y los valores de las personas porque no vale todo”. Su censura al cartel fue secundada en las redes sociales por otros cargos del partido, mientras la Asociación de Abogados Cristianos exigió una disculpa pública al autor de la ilustración.

"Me pregunto si la gente que se siente ofendida sale a la calle en Carnaval, si cada vez que ven a alguien disfrazado de obispo, cura o papa les molesta", declaró el dibujante ante las críticas. La ilustración de Guitián, que asistió perplejo a estas reacciones, recibió el apoyo de las comparsas de Carnaval de la ciudad, que subrayaron que los disfraces relacionados con la Iglesia católica y el Pontífice son un clásico de estas fiestas en A Coruña. Con el artista se han solidarizado también la Asociación Galega de Profesionais da Ilustración y la Federación de Asociaciones de Ilustradores Profesionales. La comparecencia del concejal de Cultura ante el juez será el 17 de abril.

Más información