Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Círculo de Economía advierte a la Generalitat de que no puede poner en duda la justicia

El 'lobby' empresarial sostiene que "nada es democrático" si se vulnera la ley

El presidente del Círculo de Economía, Juan José Bruguera.
El presidente del Círculo de Economía, Juan José Bruguera. EFE

La preocupación por el bloqueo de las relaciones entre la Administración central y la catalana y el anuncio de la convocatoria de un referéndum unilateral crece entre las grandes empresas catalanas. El lobby económico y empresarial del Círculo de Economía ha reclamado este viernes a ambos ejecutivos que retomen el diálogo y, en alusión al gobierno de Carles Puigdemont, ha reclamado "respeto al marco legal". Ante la intención del Ejecutivo de Junts pel Sí de convocar un referéndum sobre la independencia y tras apreciar un "creciente radicalismo", la institución que preside Juan José Brugera ha advertido en una nota de opinión de que "nada es democrático si se vulnera el principio fundamental de cumplimiento de la legalidad" y ha avisado de que "no puede convertirse en norma el poner en duda la actuación de la Administración de Justicia".

Desde el comienzo del proceso soberanista catalán, el Círculo ha llamado a ambos ejecutivos a sentarse y dialogar. En la nota de opinión publicada este viernes, sin embargo, el lobby constata que "tras más de un lustro" no se ha producido el "menor avance" para resolver el conflicto,ni siquiera para encauzarlo. "El diálogo es inexistente y, nuevamente, la alternativa de situarnos al margen de la legalidad emerge con fuerza", afirma con rotundidad. La institución, en una nota de una página, cree que esa prolongación del conflcito "acentúa" un deterioro de la vida institucional que puede acarrear "consecuencias para nuestro bienestar social y económico".

Ante ese escenario, el Círculo insta a ambas partes a dialogar y les recuerda que la solución solo se hallará desde la política. La institución admite que hallar el acuerdo requiere tiempo y una "visión clara, completa y honesta" de los efectos que pueden tener las propuestas que formule cada una de las partes. Sin embargo, considera que la "dinámica" actual no puede prolongarse más, ya que considera que el problema que se está abordando no "es el único, ni tan siquiera el más grave, de los problemas" que amenazan España y recuerda el riesgo que corre el "estable mundo occidental de ayer" de "adentrarse en escenarios imprevisibles y no precisamente mejores".

Así como el Círculo pide al presidente Puigdemont que se atenga a la legalidad, la nota tambén contiene, sin citarlo, un mensaje para el jefe del Ejecutivo central: Mariano Rajoy: "El simple paso del tiempo no acabará por solucionar el conflicto". Al respecto, el lobby recuerda que la "cuestión catalana" es también un problema del conjunto de España y que, por ello, debe "comprometerse activamente en su resolución". Y a la vez, pide al Ejecutivo catalán que formule una propuesta "sin rupturas" que pueda "responder a la aspiración por un mayor y mejor autogobierno".

El Círculo de Economía está presidido por Juan José Brugera (Colonial) y tiene como vicepresidentes a Jordi Gual, presidente de CaixaBank, y Marc Puig, máximo ejecutivo de Puig. En su junta están también Ramon Asensio (Roca), Jaume Guardiola (Banco Sabadell), Jordi Mercader (Miquel y Costas) y académicos e intelectuales como Teresa García-Milà, Antón Costas, Joan B. Culla o Josep Ramoneda.