Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los letrados del Parlament alertan del riesgo de incluir el referéndum en los Presupuestos

La presidenta de la Cámara elude las peticiones de la oposición y mantiene la votación de las Cuentas

Carles Puigdemont conversa con Carme Forcadell.
Carles Puigdemont conversa con Carme Forcadell. EFE

El Parlament tiene previsto aprobar hoy los Presupuestos de la Generalitat para 2017. Pero, de momento, el pleno se ha tenido que paralizar por una nota del secretario general y el letrado mayor de la Cámara catalana en la que advertían del riesgo de aprobar la disposición adicional 31 del proyecto de las Cuentas, que prevé la asignación de recursos para un referéndum independentista. Los letrados consideran que esa disposición "está afectada" por una declaración de nulidad dictada por el Tribunal Constitucional, con la que se abría el proceso soberanista, por lo que se tendrían que tener en cuenta "las responsabilidades que se derivarían".

Tras un agrio debate, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell ha decidido iniciar la votación de los Pesupuestos y desoír las peticiones de la mayoría de los grupos de la oposición. Todos excepto la CUP han reclamado que se reuniera la mesa para demandar un informe jurídico de los letrados. Ante la negativa de Forcadell a asumir esa propuesta, Ciudadanos, PSC y el PP han reclamad una reunión de la Junta de Portavoces del Parlamento para intentar frenar el inicio de las votaciones, demanda que también ha sido rechazada. Así, se ha iniciado una votación que se prevé larga.

La disposición adicional 31 ya fue censurada por el Consejo de Garantías Estatutarias, al considerar que desbordaba la Constitución y el Estatut. Pero los letrados también advierten que las enmiendas aportadas por Junts pel Sí, la CUP e incluso por Catalunya Sí que Es Pot también supondrían incumplir el mandato del Constitucional.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha decidido paralizar la sesión parlamentaria para que los grupos decidan si, pese a la advertencia de los letrados, se mantiene la votación. Ciudadanos ha pedido una reunión de la Mesa, solicitud que ha sido desestimada.

Más información