Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallos en una web de la Xunta dejan sin ayudas a cinco festivales de cine

El error afecta a certámenes de renombre y, en algunos casos, pone en riesgo su celebración

Presentación del Festival de Cans en su edición del año pasado.
Presentación del Festival de Cans en su edición del año pasado.

Cinco festivales de cine de Galicia se han quedado sin ayudas de la Xunta tras la entrada en vigor de una ley que obliga a que las solicitudes de las subvenciones se realicen solo por vía telemática a través de un portal web de la Administración autonómica. Los responsables de estos certámenes –Festival de Cans, Curtocircuito, Cineuropa, Freakemacine y Primavera del Cine- intentaron formalizar sus peticiones en esta plataforma, pero los fallos en el proceso, denuncian, les impidieron culminar los trámites. Aunque remitieron los documentos requeridos por correo certificado y dentro del plazo exigido, sus solicitudes han sido invalidadas.

La Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic), el organismo de la Consellería de Cultura que otorga las ayudas, alega que el problema, que pone en riesgo la celebración de algunas de estas citas culturales de renombre, “no es de su responsabilidad” porque el sistema informático lo gestiona otro departamento del Gobierno gallego, la Axencia de Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega), que depende de Presidencia. La Amtega, por su parte, ha señalado a este periódico que si los afectados presentan una "queja", se certificará "si hubo fallos o no" y, "en función de esa información, será Agadic la que deberá decidir si acepta las solicitudes fuera de plazo.

“Todos los festivales que quisieron entregar sus papeles en los últimos días tuvieron problemas con el registro electrónico”, explican desde la organización del Festival de Cans, un peculiar certamen de cortos que se celebra en las casas y galpones de los vecinos de una aldea de Porriño (Pontevedra) y que por primera vez en sus 14 años de historia no recibirá ni un euro de dinero público.

Solo cuatro festivales lograron presentar la documentación por vía telemática y, pese a que se amplió la cantidad otorgada a cada uno de ellos y por primera vez se admitió un certamen que nunca había conseguido entrar en el reparto, a la Administración le han sobrado casi 35.000 euros de la partida de 115.000 euros reservada para estas subvenciones.

La Agadic esgrime que las solicitudes presentadas por los festivales apartados de la convocatoria, que incluyen citas dedicadas al cine fantástico, a los cortometrajes o a películas independientes, no son válidas. “Es como si no las hubieran presentado”, afirman fuentes oficiales de este departamento de la Xunta. A los afectados solo les queda la posibilidad, añaden, de presentar un recurso administrativo y “demostrar” por alguna vía, por ejemplo, un pantallazo, la imposibilidad de cumplimentar los trámites en la sede electrónica de la Xunta.

Cineuropa y Curtocircuito, festivales de cine independiente y cortometrajes respectivamente, también se han quedado sin ayuda de la Xunta pero su celebración no peligra, explican fuentes del Ayuntamiento de la capital gallega, la Administración organizadora, que ya ha decidido que presentará una reclamación. Los responsables de estos dos certámenes coinciden en que los fallos en el portal web habilitado por la Xunta para estos trámites les impidieron formalizar la solicitud por vía telemática, por lo que optaron por enviar los papeles por correo certificado. "Esperábamos un poco de flexibilidad por ser el primer año con este sistema", señalan fuentes municipales. "Si nos falló a varios, está claro que la plataforma no funciona bien".

Los organizadores de Cans critican la falta de voluntad de la Agadic para buscar una solución a esta “situación excepcional” y anuncian “acciones legales para la defensa de sus derechos e intereses”. El director de la Agadic, Jacobo Sutil, alegó ante los responsables de este festival que "el problema no tenía solución", pero los afectados consideran que se podría resolver “haciendo una interpretación no formalista de las normas”.

El varapalo de la Xunta le llega a Cans a dos meses de su celebración y sus responsables admiten que sin los 29.000 euros solicitados a la Agadic, una cantidad cercana al 25% del presupuesto, el popular festival afronta un futuro de “incertidumbre”.