Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco se asegura la aprobación de las cuentas con la abstención del PP

EH Bildu anuncia que presentará una enmienda a la totalidad

Antón Damborenea y Pedro Azpiazu, este lunes durante la firma del acuerdo presupuestario.

El Gobierno vasco se ha asegurado la aprobación de los preupuestos de 2017 gracias a la abstención del PP tras la firma del documento de bases que incluye la aceptación de una serie de enmiendas parciales planteadas por los populares, que modificarán el proyecto económico en unos 29 millones de euros.

El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, y el parlamentario del PP Antón Damborenea han firmado este mediodía en la sede del Parlamento el acuerdo que permitirá aprobar las cuentas vascas, que este año alcanzarán los 11.059 millones, un 1,2% más que el del pasado año.

Azpiazu ha afirmado que el acuerdo con el PP es "positivo", pues permitirá "reforzar áreas prioritarias como la economía, la educación, la sanidad y las políticas de familia". Las enmiendas del PP aceptadas por el Ejecutivo están valoradas en 29 millones de euros, alrededor de un 0,26% de la cuantía total de las cuentas, y el acuerdo sobre las mismas se podría cerrar en un plazo de tres o cuatro días.

El Gobierno de coalición PNV-PSE, que tiene el apoyo de 37 parlamentarios (a un escaño de la mayoría absoluta), necesitaba la abstención de al menos uno de los grupos de la oposición para sacar adelante el principal proyecto legislativo del año. Damborenea ha calificado de "muy buena noticia" el pacto económico con el Gobierno vasco y confirmado que los nueve representantes del PP se abstendrán en la votación.

Con el acuerdo con el PP, el Gobierno vasco logra neutralizar la exigencia de los partidos de izquierda (EH Bildu y Podemos) de abordar una reforma fiscal y la consiguiente subida de impuestos. El documento suscrito este lunes señala que cualquier reforma fiscal en Euskadi deberá basarse en un "amplio acuerdo" y no supondrá una "merma de ingresos" para las rentas medias y bajas. Asimismo, se indica que la eventual modificación del sistema tributario deberá "favorecer la competitividad de las empresas, especialmente de las pequeñas y medianas", y fomentar el ahorro y la inversión.

Está por ver si este entendimiento entre los grupos del Gobierno (PNV y PSE) y el PP se trasladará a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado. Los populares tratan de asegurarse el apoyo de los nacionalistas para salvar las cuentas nacionales de 2017. El PNV no ha descartado sumarse finalmente a un acuerdo.

Poco antes de la firma del acuerdo entre el Ejecutivo y el PP, EH Bildu ha anunciado que presentará una enmienda a la totalidad al proyecto presupuestario. Elkarrekin Podemos ya adelantó la semana pasada que también enmendará a la totalidad las cuentas vascas. Los parlamentarios de la coalición soberanista Leire Pinedo e Iker Casanova han acusado al PNV de no haber "tenido nunca la más mínima voluntad de llegar a algún tipo de acuerdo con EH Bildu", porque les pidió "simple y llanamente que firmaran un cheque en blanco" y les transmitió "la imposibilidad de tocar una sola coma del presupuesto".