Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos ladrones roban bolsos por valor de 250.000 euros en una tienda de la ‘Milla de Oro’

La tienda de Swaroski de la Gran Vía sufrió también un robo frustrado la noche del domingo

El estado de la tienda de Chanel de la Milla de Oro.
El estado de la tienda de Chanel de la Milla de Oro.

La Milla de Oro, una de las calles más caras de toda España en la que se concentran las más importantes marcas de lujo de ropa y calzado, fue ayer de nuevo víctima de los ladrones. Un grupo de asaltantes robó bolsos por valor de 250.000 euros de la tienda Chanel, en pleno barrio de Salamanca. Cuando llegaron los policías, los asaltantes se habían marchado a toda velocidad con su botín. El comercio que tiene Swarovski en la Gran Vía también sufrió un intento de robo.

La tienda de Chanel amaneció ayer con medio cierre de seguridad completamente desvalijado y con parte del interior de la tienda revuelto. Alrededor de las cuatro y media de la madrugada, un grupo de asaltantes paró un todoterreno Audi Q-5 justo en la puerta de este establecimiento, en el número 16 de la calle de José Ortega y Gasset, muy cerca de la de Serrano. Los ladrones se bajaron del vehículo con un gato hidráulico. Primero abrieron la valla metálica con unas palanquetas para poder abrirse hueco y meter el gato.

En cuestión de segundos, reventaron el sistema de seguridad y accedieron al interior del comercio. Los ladrones, que tenían perfectamente estructurado el golpe, se lanzaron a por los bolsos más caros que había tanto en el escaparate como en la exposición de la tienda. El robo les llevó muy pocos minutos. Acto seguido, se montaron en el coche y huyeron a toda velocidad en el vehículo de lujo.

Cuando llegaron los efectivos policiales, ya no había ni rastro de ellos. Los agentes mandaron aviso por la emisora y vigilaron las zonas adyacentes, pero no lograron dar con los asaltantes. Los responsables de la tienda se presentaron de madrugada y comprobaron que el montante de lo sustraído llegaba a los 250.000 euros.

Este tipo de robos suele hacerse por encargo, ya que algunos artículos pueden llegar a valer hasta 3.000 y 4.000 euros. En el mercado ilegal, su precio baja hasta los 500 o 600, según la demanda que tengan. Gran parte de estos ladrones, que habitualmente cometen sus robos mediante el alunizaje (empotrar un vehículo contra el escaparate del establecimiento), forman bandas organizadas, cuyos componentes residen en Villaverde.

La tienda de Swarovski situada en el número 39 de la Gran Vía registró un robo frustrado la noche del domingo. Un individuo se coló alrededor de las 23.00 tras practicar un agujero en techo (modalidad conocida como rififí). Accedió desde un patio de luces al falso techo de la tienda y desde allí al interior tras forzar unos barrotes. Fuentes policiales confirmaron que para salir utilizó la puerta principal del establecimiento a la que fracturó un lateral. Las citadas fuentes afirmaron que el asaltante no se llevó ningún objeto de valor, posiblemente al ser descubierto desde el exterior de la tienda, dadas las horas a las que se cometió el robo.

Más información